sábado, 17 de mayo de 2014

La ciudad nocturna crece

Dejaré pues que la poesía me aborde, como el tren de la tarde, como las historias que me invento, como cuando amo a las 8 de la mañana y desespero por no poder besarte, tan temprano, tan tú del otro lado; Dejo las situaciones tensas y me dejo reír con los dedos, mientras el sonido de las aves nos agobia y nos permite celarlas, porque vuelan, porque son tan libres, tan no-nosotros.
Te lo dije la otra tarde, la ciudad nos ha tragado. La ciudad que ambos hemos construido a base de erratas y piedras angulares muy mal colocadas. A veces camino a ninguna parte, porque sé que pese a todo, la cruzaré en dos o tres pasos y me declararé vencedora. Le diré que ni ella ni nosotros nos pertenecemos, que como sus aves volaremos algún día fuera de aquí, aunque mi corazón le pertenezca y en sus calles hayan miles de historias que tengo qué contar.
Aún la recuerdo arrullándome en las madrugadas, buscándote en otros hombres y otros poemas. La ciudad me mira con el silencio reprobador que siempre me ha dado, el desierto, ahí entre Garza Sada y Alfonso Reyes o en pleno Madero. Un desierto sobreponiéndose al abandono.
Entre las luces que poco a poco van desapareciendo y me avisan que ha de amanecer, me sé cierta.

Somos libres, pensé. Y lo sé porque lo he soñado.

3 comentarios:

zeltzin alvarado dijo...

no cierres tu blog, piensa en mí.

Lucresio Craso dijo...

que mas da, cierrala si quieras ya vendra otra blogera igualita, con menos talento con mas talento como sea anyway , este es la epoca del punk de tu adolecencia https://www.youtube.com/watch?v=fDlhWWZ1GFU

Lucresio Craso dijo...

me hago una panzada de entretenimiento con tu blog, mucho mejor que una maraton de serie de tv,

¿Te acuerdas que nos queríamos mucho?

¿Y nos burlábamos de nosotros mismos por querernos mucho? Y pensábamos, va, vamos a querernos mucho para romper este mundo. Romper el lla...