viernes, 25 de mayo de 2012

lunes, 21 de mayo de 2012

Concurso de ortografía o de cómo fui a hacer corajes con los directivos y maestros de la zona


Antes de lanzar mi sarta de quejas (sí, son quejas. Probablemente fuera de objetividad por mi bilis) quiero aclarar que yo admiro muchísimo la labor del profesor, aquél que lucha por sus alumnos, que ve por ellos, por su conocimiento y que a su vez nunca deja de aprender. Aquel maestro entregado y comprometido; siempre en busca de nuevas ideas, actualizándose, etc. 

Hoy fui a acompañar a una de mis alumnas al concurso de ortografía, mientras esperaba la inspectora nos comentó que el candidato a la alcaldía de Guadalupe lanzó una invitación al magisterio de este municipio, donde los instaba a cenar con él y participar en una "lluvia de regalos". La inspectora, mujer a quien admiro muchísimo por su tacto y su notoria experiencia, aclaró que sólo lo informaba, que de ninguna manera intentaba hacer proselitismo y que no estaba de más decir que no hay que vender el voto. Este comentario inició un debate sobre los candidatos, y se los juro por mi pequeña biblioteca que yo no intentaba intervenir porque siempre me terminan viendo como esta niña sin experiencia, pero no pude evitarlo, al final me quedé callada porque tampoco voy a convencer a nadie, de eso no se trata, mi idea principal fue informar:

1. Porque desconocían por completo el asunto de Atenco
2. Porque aseguraban que JVM provocó lo que pasó en la Ibero.
3. Porque decían que JVM buscaba quitar, en caso de ganar la presidencia, a la Gordillo. Y una de las profesoras dijo: Noooo, eso no nos conviene ¿o sí?
4. Porque dijeron que AMLO no debería ser presidente por ser de Tabasco (lo cual me indignó en demasía porque lo que menos debe tener un profesor es xenofobia)
5. Porque la izquierda era la misma izquierda en todas partes, un subdirector aseguró que ésta era autoritaria, Vasconcelista, guácala, ¡socialista!. (Esto a raíz de mi comentario que el PRD era realmente una izquierda muy light)
6. Porque AMLO era amigo de Chávez.
7. Porque aseguraban que el único que proponía algo era Quadri. 
8. Porque cuando le dije a la otra profesora de español que me gustaba leer de política para que no me dijeran ni me contaran me dijo: ¿En serio? ¡ay nooo, qué aburrido!
9. Porque decían que JVM va ganando las encuestas.
10. Porque aseguraban que AMLO no debió tomar las calles en el 2006, una de ellas aseguró que hubiera votado por él si no se hubiera declarado presidente legítimo, o sea, dijo que si él no hubiera hecho nada: "mis respetos, pero ahora me da mucho miedo porque tiene hambre de poder"
11. Porque AMLO estaba loco.
12. Porque los del sur son unos huevones. "Cuando fui a Puebla me di cuenta que se levantan a las 9am, ¡aquí trabajamos desde las 5 de la mañana!"
13. Porque como quiera ninguno de los candidatos vale la pena, México se irá a la fregana y dios nos libre de una tiranía.

Total, sí. Acabé como siempre acabo en esas juntas, con el espíritu por los suelos. Y no por mí, porque yo qué, yo tengo a mis maestros y amigos, que de alguna manera me han servido para crecer e informarme, sino por sus alumnos. Yo sé que estoy chavita, pero ser chavita no me hace pendeja. Y me molesta mucho que me vean de esa manera. Quiero decir, uno como profesor puede que no vaya a todas las marchas del universo o que siga comiendo carne o se ponga bien pedo los sábados o que no sea sabio por viejo -más que por diablo-, pero cuando llega a su salón de clases busca trabajar desde su trinchera, esa trinchera que confía en la educación laica, progresista, igualitaria, intercultural (curiosamente lo que busca la izquierda) y que hace honor a todos esos maestros que en algún momento de la historia de México se quedaron sin orejas o sin voz. Un profesor no puede ser homofóbico, xenofóbico, fanático, cerrado, tradicionalista porque se va a ir al carajo. ¿Cómo se puede pretender crear jóvenes críticos si no somos críticos con nosotros mismos? 
Esto me recuerda la cita con la que empieza el libro de Toño Malpica de Informe preliminar sobre la existencia de los fantasma “El problema de los jóvenes de hoy es que no tienen ningún interés en salvar al mundo” Yo soy joven, quiero salvar el mundo. Y creo que también los adultos no deberían dejar de intentarlo.

Por último, en referencia al último de los puntos, creo que ser profesor y no luchar es una contradicción pedagógica. A los profesores nos toca luchar y punto.

sábado, 5 de mayo de 2012

Cosas que uno escribe en el camión

Aunque mi sombra me oscurezca,
sigo esperando el momento perfecto
aquel que llegará
(como pródigo expulsado)
y dará a mi ciudad deshabitada
un rinconcito de luz.

Ése que nos falta
para sabernos vivos.



Monterrey, no te vayas Monterrey.

No abandones a la bola de locos que contigo crecieron, locos que sueñan con la luna y los dioses.

Monterrey, no me dejes Monterrey.

Te extrañan mis manos
también la cama
el hombre que vende tacos me pregunta por ti,
por tus ideas habitadas en las calles, en los coches, en el café del Vips.

Monterrey, regresa Monterrey.

Mis padres preguntan por ti
por el vacío que frecuento los viernes y los sábados y los domingos.
Y los días en que corro para olvidarte.

Monterrey ¿Dónde te encuentras Monterrey?

Te busco en el mapa
te encuentro por un milagro
y después llega éste, aquél y me lo arrebatan.
Me arrebatan mis risas
mis ideas concebidas para ti
para nosotros.

Y no he parado de llorar.


Monterrey: no he parado de llorar.

#NotAllMen

Nos dicen que no tengamos miedo Porque no todos (Aunque sí todas) Nos dicen que paremos de llorar y de gritar Porque no todos (Aunque ...