miércoles, 23 de octubre de 2013

26 antes de los 26 (más faciles, por si acaso)

Esta entrada es un reloaded de 25 antes de mis 25 que se me ocurrió el año pasado. Como podrán darse cuenta, no cumplí la mayoría de lo que esperaba, SIN EMBARGO, (en altas para darle mucha importancia), creo que muy bien puedo intercambiar algunos puntos por otros y sentir, más o menos, que la lista casi casi fue realizada. También debería de darme un poco de crédito, la lista estaba medio complicada, pero la hice en un momento en que debía llenar los 25 puntos a la de ya. 
como sea, ya sabemos que no me haré famosa en twitter o que algún día me daré tiempo para leer a Tolkien (lo siento, lo siento, lo siento, quiero pero tengo un montón de lecturas pendientes). Bueno, lo de Tolkien puedo ponerlo de nuevo en la lista, así como eso de aprender francés. 
Definitivamente hubo cosas que no hice por pura desidia (como renovar mi visa) pero me compré un coche, cambié de trabajo (a uno que adoro un montón), corrí un 5k y bajé 8 kilos. 
Entonces, va de nuevo, pero ahora, ya con la experiencia de mis primeros propósitos, haré una lista más viable.

1. Leer a Tolkien.
2. Ir a la mayor cantidad de conciertos posibles. 
3. Viajar.
4. Escribir (lo que sea, pero escribir mucho mucho)
5. Aprender francés
6. Sacar mi Visa.
7. Visitar a mis amigos en el DF.
8. Regresar a la poesía.
9. Aprender a maquillarme, eso incluye comprar maquillaje.
10. Clases de yoga.
11. Correr un 10k.
12. Tener mi cabello largo.
13. Manejar en carretera.
14. Ahorrar para esa maestría que tanto me gusta.
15. Mantener mi peso y ejercitarme.
16. Adoptar un gato.
17. Leer Games of Thrones o eso.
18. Escribir una reseña literaria.
19. Presentar un performance/obra/lectura con Biblionautas
20. Meterme a clases de algo, lo que sea, quiero ser estudiante.
21. Volver a nadar.
22. Comer alitas, muchas alitas.
23. Is a Six Flags.
24. Vivir solilla.
25. Hacer alguno de los pastelitos que hacen en Nerdy Nummies.
26. Cantar.

martes, 15 de octubre de 2013

De cuando aún falta mucho por hacer

siempre me pongo nostálgica en la víspera de mi cumpleaños. ustedes ya lo saben si es que me han leído conforme los años. o, tal vez no lo sepan (porque no eres el ombligo del mundo, alejandra)
me reclamo en silencio un poco, a veces mucho cuando son las 10pm y aún tengo mucho por hacer mientras procrastino en facebook o en blogger o en tumblr o en cualquier red social que se me aparezca para decirme que de aquí no vas a salir, alejandra, si no escribes de una buena vez.  
creo que he tenido una semana muy pesada. muy, muy, muy pesada. en parte fue divertida porque hacer cosas con biblionautas o en el colegio es bonito en parte no. a veces me ofusco porque las cosas no salen como espero o porque algún adolescente se niega a entender que lo quiero y que en el fondo deseo lo mejor para él y que esto es probablemente la ofuscación propia de una viejita. ni siquiera sé si así se escribe ofuscación. 
a veces estoy increíblemente enamorada de la vida, de todo. a veces siento esas hormigas (no mariposas) en la panza que me pican (porque son de las rojas) y me dicen: escríbele un poema, alejandra. un bonito poema, aunque sea un poema, escribe un poema. no puedo. a un año sigo sin seguir. 
a lo mejor no entiendo que estas palabras no van a salir nunca y como dice julio si alguna vez empezó es porque tenía que acabar y una ni en cuenta, eh.
estoy en huelga. no cumplí los 25 propósitos. dejaré un rato las mayúsculas porque estas son el cabello largo de mis textos. 

Asertividad

A ver, así al chile ya dime si vas a querer o se lo echamos a los perros que se lo traguen todito que se embriaguen en él y se re...