jueves, 3 de marzo de 2016

Ghostbusters y las viajeras solas

Esta mañana me levanté particularmente reflexiva, pero seré sincera, mi reflexión se detonó luego de que cerca de Tacubaya un tipo se me acercó para decirme casi al oído: mamacita. En otras circunstancias me hubiera quedado callada, pero desde hace dos meses aproximadamente tomé la decisión de contestarles porque ya me tienen hasta la madre. Anyway, le respondí y hasta el señor se sacó de onda, esperaba que yo siguiera mi camino sin decirle que era un puerco y que su mamá nada más una y que fuera a decirle con el mismo tono cochino eso a ella. 

A todo esto, me subí a la camioneta que me lleva a la oficina y vi el trailer de Ghostbusters, me sorprendió -bueno, la verdad no- que la mayoría de las críticas eran porque eran morras. O sea, podría hacerse una crítica si notaste en el trailer (lo que me parece imposible) una comedia mal hecha, los efectos especiales del nabo, la carencia de actuación, un guión mal hecho... pero no, todos se iban a que iba a ser bien chafa porque el elenco principal siempre fue de varones. ¡La van a arruinar! ¡Dejen que los hombres lo hagan bien! Dude, no dejes que el hecho de actúan mujeres te haga pensar que será horrible, maldito misógino. 
😛 
¡No se crean, es broma! (Al parecer el "es broma" funciona mucho en internet, ayuda a solventar que no has dejado de ser machista, intolerante, homofóbico, pero no te preocupes, si dices que es broma no pasa nada).

Entonces, da igual que sean morras, tienes el otro 80% de películas de Hollywood que no pasan el test Bechdel, por una película no va a pasar nada. Lo prometo.

Me estoy yendo por otro lado, o tal vez no, estos puntos me llevan a lo mismo: quería platicarles sobre el hecho de vivir sola en el DF y esta idea de que al parecer siempre tengo que ser más cuidadosa, no por ser persona (porque a todo mundo lo asaltan, lo matan) sino porque en este país, como en muchos, como en América Latina, el puto mundo y así es más peligroso -aún- ser mujer y andar solita. 

O sea, ya que yo soy la que me debo cuidar porque si me pasa algo será mi culpa, pues he aprendido karate, uso armas punzocortantes, me sé de memoria los celulares de cualquier contacto, no uso ropa apretada y trato de parecer varón pecho peludo que se respeta, no voy a bares porque está oscuro, no tengo amigos hombres porque luego malinterpretan y se enojan y dicen que los dejo en la friendzone, no corro, no grito, no empujo, bajo la cabeza, no me maquillo, no leo, no muestro las bubis (las pego con cinta para disimularlas porque luego dicen que las quiero enseñar y dios nos libre de que se noten). También le he hecho tests a mi novio para anticipar si es un psicópata y en un futuro quiera matarme, qué tal que me embarazo y se enoja.

En fin, la idea es que sea yo la que aprenda a no ser violada, no vaya a ser que me pase como las argentinas y por andar queriendo viajar por el mundo, termine en una bolsa para la basura. Porque claro, andan solas -aunque eran dos- y así nos sentimos todas nosotras en este mundo. Solas. Y quizás sea porque todavía hay quienes se niegan a leernos y escucharnos.

#NotAllMen

Nos dicen que no tengamos miedo Porque no todos (Aunque sí todas) Nos dicen que paremos de llorar y de gritar Porque no todos (Aunque ...