viernes, 30 de septiembre de 2016

Recordar es volver a vivir

Es mentira.

Recordar te desata las agujetas.
Te sanciona con tarjeta roja
Te distrae de lo importante.
Y le quita los frenos a tu bicicleta. 

Recordar te despoja de lo que ya tienes
Y te hunde en el mar del fracaso que creaste.

Es mentira.

Recordar no es estar vivo si tú ya estás muerto. 

Tus últimas palabras

“Tendré que mandar mi ropa a la lavandería”   Fue lo último que dijiste antes de cerrar la puerta.