miércoles, 27 de abril de 2016

Días así

Hay días que no me reconozco.
No reconozco mi cuerpo, ni dónde está o para dónde se dirige.
Hay días que me desconocen también.
Desconocen  las oportunidades. Lo que hago con ellas.
Hay días que no duermo porque me siento aislada de la noche.
De las horas, de mis manos, de mi cuerpo.

Hay días así.

La ansiedad perfecta

se quiere, no se sabe muy bien qué y no hay en este sentimiento abandono, debilidad, languidez: es la ansiedad perfecta Daniel Sa...