lunes, 7 de diciembre de 2015

Recuento

A unas semanas de que se me acabe el año, viene esta nostalgia a decirme que sigue viva. Está bien, aún no sé si a estas alturas debería sentirme más vieja o más cansada. O si debería sentar cabeza, ajustarme, por fin, la cordura y serenarme para dejar que la paz me rodee.


[Entre las olas que gobiernan mis adentros, 
hago el recuento de cada libro
de cada viaje
de los desencuentros]

O tal vez, debería seguir ignorando todo y asumir que aquí estoy y eso es suficiente.

1 comentario:

moscardon diesel dijo...

Creo que eso es suficiente, desde que haya páginas para escribir en el libro de los desencuentros.

La ansiedad perfecta

se quiere, no se sabe muy bien qué y no hay en este sentimiento abandono, debilidad, languidez: es la ansiedad perfecta Daniel Sa...