lunes, 7 de diciembre de 2015

Recuento

A unas semanas de que se me acabe el año, viene esta nostalgia a decirme que sigue viva. Está bien, aún no sé si a estas alturas debería sentirme más vieja o más cansada. O si debería sentar cabeza, ajustarme, por fin, la cordura y serenarme para dejar que la paz me rodee.


[Entre las olas que gobiernan mis adentros, 
hago el recuento de cada libro
de cada viaje
de los desencuentros]

O tal vez, debería seguir ignorando todo y asumir que aquí estoy y eso es suficiente.

1 comentario:

moscardon diesel dijo...

Creo que eso es suficiente, desde que haya páginas para escribir en el libro de los desencuentros.

En el tren de camas pequeñas

Aunque te vayas lejos: eres de quien recuerdas en este tren. eres una historia contada en secreto de quien te pidió corrieras a su casa ...