jueves, 23 de octubre de 2014

Llorar de verdad

La noche le cae a este país cada tanto
y los pasos de sus hijos casi no se escuchan, 
se los han llevado
(porque pueden 
porque creen que no somos la isla
y en nosotros no hay tesoro escondido)

Les diré que se equivocan, 
que en nuestros rezos hay palabras que se quedan
y va tomando forma
hasta ser el enunciado que le dé fin a la injusticia.





No hay comentarios:

Escritura automática sobre el amor culero que te tengo

Dicen mis amigos que en realidad no me gustas tanto,  que no estoy enamorada,  que es sólo una obsesión,  una necedad,  una chiflazón...