lunes, 29 de abril de 2013

Cabeza de radio

Tuve un sueño muy extraño esta mañana, digo esta mañana porque ya había sonado la alarma de las 6:00am. Debía levantarme pero en vez de ponerle otros 5 minutos más, apagué la alarma y volví a quedarme dormida. En esa dormitada que duró unos 16 minutos para ser exactos, soñé que iba a un concierto, estilo tocada: poca gente, bandas independientes, acercamiento con los integrantes, etc. Estaba muy contenta en el lugar cuando anuncian que la siguiente banda es RADIOHEAD. Así es querido lector, Radiohead en una "tocada" (Algo así como The whitest boy alive en el Garage ¿lo recuerdan?). Los escuché muy emocionada mientras la mayoría de los visitantes no prestaban mucha atención a la música. De repente, no sé cómo, me acerqué a Jonny Greenwood, estaba sentado cruzado de piernas pues ya habían terminado de tocar, y me puse a platicar con él con mi inglés mocho. Curiosamente en mi sueño lo hablaba mejor que en la vida real. Es muy simpático Greenwood, al menos en mi sueño lo fue. Le platiqué de biblionautas, de mi trabajo, de lo mucho que me gustaba su música y él me platicó de Radiohead, su vida, sus gustos. 
Luego, me di cuenta que en realidad la gente iba a votar por las bandas que habían tocado y alcancé a escuchar a un ex alumno decir: yo le doy 3 estrellas (de 5, así como en goodreads). Rápidamente me levanté, me disculpé con Jonny y me dirigí a propinarle tremendo chingazo. Ahí me desperté. 
Y vine a escribirlo a mi blog porque creo que es digno de escribirlo. Qué bonito sueño, les dejo un video:


2 comentarios:

Nicolás Díaz dijo...

Así debió ser cuando Radiohed vino a México en 94, en un lugar pequeño.

Me acuerdo de cuando vino The Whitest Boy Alive, pero fue al Iguana y a Escénica. ¿Fueron también al Garage entonces?

Alejandra Arévalo dijo...

Sí, fueron al Garage el día que tocaron en el Iguana, pocos los vieron porque no estaba dicho. Llegaron y comenzaron a improvisar.

¿Te acuerdas que nos queríamos mucho?

¿Y nos burlábamos de nosotros mismos por querernos mucho? Y pensábamos, va, vamos a querernos mucho para romper este mundo. Rompe...