jueves, 24 de septiembre de 2015

Del feminismo en mis redes sociales

Hace unos días apareció en redes un colectivo más en la UANL, un colectivo que se hacía llamar Quimera y que buscaba se eliminara el concurso señorita UANL, concurso que se hace en pocas universidades del país y que busca encontrar a una mujer que sirva de modelo en varios eventos de la rectoría, que para darle identidad a una institución. Dejando de lado lo ridículo que me parece que una institución pública invierta fondos para becar y organizar eventos en pro de este concurso por la mera belleza (subjetiva) de una mujer, me sorprendió la cantidad de comentarios violentos contra toda aquella chica que se mostrara a favor del colectivo y su propuesta. 
Que esto no es violencia, dicen.


Después de ver el montón de comentarios, el que más me saltaba a la vista era el considerar a mis compañeras: feminazis. De tal forma que encontré un artículo donde explicaba lo peligroso de este término, cómo había nacido y por qué era importante no seguirlo utilizando. Y como siempre, aquellos hombres indignados porque también nosotras los llamamos machistas, salieron a comentar que es algo de ambas partes, como si todo se tratara de una guerra de sexos. No es que no me interese su opinión sobre un tema que me parece más delicado, pero sí me llamó la atención que uno de ellos fue llamado "machitroll" y que pues, estaba indignado por eso. Pobrecito, le dijeron machitroll, cuando obviamente no lo es.
Sin embargo, sí creo que vivir en una sociedad machista nos debe haber dejado, a todos y cada uno de sus habitantes con tendencias machistas, hasta yo misma me he detectado actitudes así. Contrario a lo que un hombre podría ofenderse al ser llamado machista, me parece más delicado que una tenga que ser comparada con el nazismo ¿saben cuántas personas mató el régimen nazi? entre 5 y 7 millones de víctimas se cuentan. ¿Qué tiene de comparación un régimen que asesinó a 7 millones de personas con un movimiento que en ocasiones es extremista? ¿Que acaso el feminismo no puede ser extremista en una sociedad extremista? No digo que no sea criticable, puede serlo, sin embargo, no sólo el feminismo lo es, también lo han sido otras organizaciones que buscan equidad y justicia, incluidos los maestros del CNTE y los migrantes en EEUU. Por qué entonces sólo el feminismo ha sido comparado y vulgarmente llamado así. Creo que las personas que hemos usado ese término no somos conscientes del poder que le damos a la palabra y cómo con ellos minimizamos un movimiento necesario.
Y ya que estamos en comparación, aquella que mencionaban mis contactos (que porque les decimos machistas a los hombres si no lo son) ¿A cuántas personas no ha matado el patriarcado? ¿cuántos no han muerto en guerras? ¿cuántas niñas no han sido violentadas en ellas? Decía un amigo que en las cruzadas muchos hombres murieron, que no había que comparar el sufrimiento de aquellas mujeres en la Edad Media... me quedé pensando ¿Y el montón de violaciones que esos hombres hicieron antes de morir? ¿O me va a decir que una muerte no se compara con una violación? Ninguna debería existir, sin embargo, aquellos hombres que viajaron para encontrar la muerte en una guerra absurda (como todas) no fue causa del feminismo, pero sí del patriarcado. 
Dentro de este sistema donde el más jodido siempre es el que la lleva, no hay peor jodidez que ser pobre y además ser mujer, pues un hombre, siendo ya jodido, llega a casa y en la casa deja de ser jodido para tener una autoridad sobre su pareja. 

Finalmente, decidí ya no responder los comentarios porque como decía Areli "desde un principio sé, que por más que diga lo que diga, ellos asumirán que estoy mal" Es cansado, aún así, me remitiré a tres eventos de mi vida que me hacen sostener el por qué puedo decir libremente que ser llamado machista (sin que según tú lo seas) sigue siendo el mejor de los escenarios:

* A la edad de 13 años me gustaba tomar fotos con cámaras desechables, solía ir a un Benavides que se encontraba cerca de mi casa pero para llegar había dos caminos, el más corto era pasar por un lote baldío el otro, el largo era ir a rodear la calle para finalmente llegar al lugar. Ese día decidí irme por el lote baldío, ni siquiera era tarde, eral alrededor de las 7:30 de la noche y de verdad que el lote no era largo. Antes de cruzarlo vi que venía un chavito, le calculé mi misma edad ¿qué me iba a hacer un niño de mi edad? Lo que hizo, cuando llegamos a un punto de cruce, fue tocarme, fue muy rápido, me tocó mi entrepierna y se rió, murmuró algo y se fue corriendo. Me quedé pasmada, todo había pasado muy rápido y lo que hice fue llorar. Me fui corriendo a mi casa y mi papá, asustado, me preguntó qué había pasado, le conté, pero no le conté todo, me daba pena admitir que me había tocado allá abajo ¿qué iba a decir de mí? Hasta la fecha es uno de los recuerdos más vívidos que tengo de mi pubertad. Siempre lo recuerdo cuando paso por lugares solos. Mi mamá dijo ¿pero para qué te fuiste por ahí? y saben qué, no importa, en su momento me arrepentí mucho de no haber tomado el camino largo, pero ahora entiendo que no es mi culpa, que no importa qué caminos tome, es mi cuerpo y no tienes por qué violentarlo.

* Hace unos meses tuvimos un pequeño conflicto en Memes Literarios, para no hacerla larga un tipo publicó un meme con un copy de muy mal gusto sobre feministas. Equis, lo borró el administrador de la página y el tipo de indignó de tal forma que escribió un post larguísmo de por qué dejaba Memes, que si su libertad de expresión, que él tiene una pareja luchona y que no tiene nada contra las feministas, es broma.Yo, en mi ingenuidad, le contesté que no me había gustado su meme y que se me hacía exagerada esa publicación, que no tenía porque irse. A partir de ahí me llovieron mensajes y comentarios, memes y demás sobre lo feminazi que era, que de seguro me había acostado con el administrador y que yo había hecho que corrieran al tipo. Cabe señalar que éste siempre fue respetuoso conmigo, pero me sorprendió cómo todos los demás seguidores (aquellos que siguen una página de lectura) me tacharan de Yoko Ono, de exagerada, de pinche mamona. Esto no afectó mucho a mi vida pero sí fue la primera vez que fui consciente de cómo funciona la muchedumbre enardecida por una estupidez y, definitivamente, con indicios machistas en su inconsciente. Muy intelectuales pero aún así no permitían que yo, molesta quizás, dijera lo que opinara sin que me tacharan de lo peor. Una más volví a decir nada porque entendí que las redes no son para que las mujeres expresen lo que opinan, porque en "broma" una puede ser tachada de abre piernas para que se haga lo que yo diga.

* Finalmente, hace poco fui  a una fiesta en casa de un amigo, era una fiesta hasta cierto punto de "intelectuales" y "bohemios". Gente que habla de lecturas, música, quizás haya drogas leves y obviamente, cerveza. Había un chico que estaba bien alcoholizado, se parecía a mi hermano. Estaba sentada a lado de él, ya teníamos horas platicando, todos, y de repente me pone la mano en mi pierna y me quiere abrazar. Yo, le quité amablemente la mano y le dije: que no gracias. Y siguió, me siguió tocando la pierna y queriéndome abrazar. Fue ahí que un amigo me dijo que me cambiaba el lugar y tuve que moverme porque el otro insistía en manosearme. Qué tan fuerte es mi ideología machista que dije: chin, hubiera traído a mi novio. no debería salir sin él. ¡Pero no! ¿por qué chingados tengo qué soportar estos incidentes? Nunca le di pie a que me tocara y siempre le dije clara y fuerte: NO. Lo peor de todo fue darme cuenta que en teoría estaba con hombres que "piensan", leen y razonan lo que leen.


Estos tres eventos son totalmente diferentes pero tienen lo mismo en común, espero lo hayan notado. El de mi infancia me marcó, el de las redes me hizo darme cuenta que está en todos lados y la última que también en los lugares que menos lo esperas. Y es precisamente por eso que, independientemente lo mucho que sufran los hombres al ser llamados machistas y con los controversiales comentarios de feministas radicales, sigo pensando que no hay comparación entre ser llamada feminazi (porque hay eventos de tu vida que te tienen hasta la chingada y que te violentan y humillan y te ponen a la defensiva) y ser llamado machista en un mundo que, lo siento, lo es. 

No hay comentarios:

Adiós a la serotonina

Quisiera no haberte escrito poemas feos si como quiera te ibas a ir.