miércoles, 27 de agosto de 2014

Alejarse de casa

Las lejanías nos ayudan a macar pasos. Los pasos que nos toman extrañar a personas y los pasos que nos toma reconocernos. Sin embargo, las lejanías nos hacen crecer porque lo que queda detrás (no detrás en el abandono, sino en el camino que recorremos y nos hace más grandes y nos hace mejores personas y nos llena de amor y felicidad) se queda en el corazón. 
Mentiría si dijera que no extraño el calor de casa, dice Passenger "only hate the road when you're missing home", es verdad, podría odiar esta ciudad, pero también tengo estas ganas inmensas de vivir y vivir también conlleva aventurarse a lo desconocido. A lo que está frente a nosotros mientras nos tapamos los ojos y nos aventamos, corremos o caminamos, lo que sea. 
Y mientras encuentro ese departamento... pienso en esta canción. 


No hay comentarios:

¿Te acuerdas que nos queríamos mucho?

¿Y nos burlábamos de nosotros mismos por querernos mucho? Y pensábamos, va, vamos a querernos mucho para romper este mundo. Rompe...