viernes, 28 de mayo de 2010

Lapsus idiota

Bien, este es mi último semestre de la carrera de Letras Mexicanas (en teoría) el siguiente sólo llevaré una materia, que por cuestiones del destino y que relaté hace tiempo en este Blog, alargará mi estadía en esta dulce/amarga Facultad. No me mal interpretes facultad, me gustas mucho, de hecho en facebook me gusta una página llamada I (L) FFYL.  Me has dado al amor de mi vida, buenísimos amigos, excelentes maestros (otros no tantos como lo relatado en la experiencia que mencioné anteriormente) y recuerdos inolvidables. Gracias a ti aprendí de los errores, de la codicia y el nepotismo político y otras más sandeces que me/nos trajo el Consejo Estudiantil. Sin embargo, te quiero y aprecio lo que has hecho por mí y por mi crecimiento humanístico...

¡Agr! tú trabajo final que no te acabas y que ya llevo 30 páginas y no termino, que me pides un análisis con niveles lingüísticos en la tercera carta de Fray Servando Teresa de Mier al Ayuntamiento de Monterrey, en este momento te odio con todas mis fuerzas y con esta carencia de sintaxis porque estoy tan exaltada ya que llevo 2 días durmiendo hasta las 2am, levantandome a las 8am  y ¡no he terminado! sigo aquí haciendo el análisis codicológico, el paleográfico y ¿para qué?>

Cierro momento catártico: gracias Blog por brindarme este momento de paz.

FIN

miércoles, 26 de mayo de 2010

Tengo un poemario que quiero mandar a el concurso de la UANL, pero siempre me rechazan y pierdo ja!

viernes, 21 de mayo de 2010

Léeme, por favor remasterizada

Vengo a escribir por acá porque siempre me queda este lugar. Si me preguntaran qué es lo que me pertenece de verdad-verdad diría que mi Blog y algunas otras cosas más. Entonces por eso siempre vuelvo acá. 

Otra de las cosas que me pertenecen de verdad verdad es mi perrita, le he pensado al escribir el enunciado pasado porque tal vez algún miembro de PETA me agarre un rencor jarocho, sin  embargo siento que me pertenece y que soy responsable por ella. Pues bien, Perlita Bowie (así se llama) está preñada y hace un momento mi madre estaba muy muy muy molesta y no dejaba de culparme. Y, pues, no sé. Perlita tiene derecho a reproducirse ¿no? sé que es pequeña, y créanme eso me preocupa, pero la pienso cuidar mucho... Total el día de hoy pensé mucho en eso, en cómo pasó, quién (principalmente) y qué pasará y todo esto fue una alegoría bien retorcida y chistosa de la vida real y me sentí madre por primera vez. Estuve preocupa porque debo comprarle un suplemento de calcio, pedirle que no haga mucho esfuerzo, que no brinque como loca, etc. Y lo veterinarios son caros y yo, yo estudio letras. ¿Me explico?

Mi madre se fastidió/enojó ante mi "descuido" con Perlita y con todo lo que conlleva tener otro Perlito.

-así como tú te fastidias de cómo cambio planes como de calzones o que no tengo orden alguno ante lo que debo tener o que soy una obsesiva compulsiva ante cosas innecesarias como el programa que te ordena la música en Itunes o que olvido cosas que no debo olvidar y recuerdo cosas que debería pasar por alto (como esa vez que no llamaste porque no funcionaba tu teléfono) y, sobretodo que soy muy dispersa, eso me sorprende porque NO se me dispersan cosas como esos mensajes de facebook que quiero ponerte pero que me niego porque al entrar y ver tu pequeño endiosamiento por parte de una tipa cualquiera que se arrepiente mucho que no haber venido a Monterrey a buscarte y llevarte y enamorarte (y si hubiera sido así aquí que se quede la dispersamente pendeja de Alejandra) por lo tanto no soy tan dispersa, sólo me lo guardo para que cuando te vea decirte o taratearte una canción de lady GaGa : "Im your biggest fan I'll follow you until you love me, papa-paparazzi" porque no pienso ponerlo ahí a un lado como si nada como si "andale sí pásale a lo barrido, total no tiene importancia, es un muro de facebook".

Y yo me harté de mi misma también porque suckeo en muchas cosas. Muchas cosas. ¿Sabes? yo también me caigo gorda y por eso admiro a gente como Lady GaGa o Kanye West y justo cuando estoy al borde del abismo de odio a mí misma descargo videos y canciones de ellos, pongo el audio in de mi estéreo y me olvido de que suckeo como novia, hija, madre, escritora, ponente, alumna, etc. 
A todo volumen uno olvida que suckea mucho en la vida, pero al fin y al cabo así es la vida ¿no? a menos que seas Lady GaGa o Kanye West o cualquier otro que baile así de chido y que pueda andar por la vida vistiendo bien extravagante o interrumpiendo premiaciones.

domingo, 16 de mayo de 2010

Léeme, por favor

Hoy me di cuenta que mi Chiquita tiene aires de soledad. Pero no importa; no, no me importa que no me leas y que yo escriba sobre ti y sobre cómo haces mi cabello hacia atrás de mi oreja. Te amo y lo sabes y con eso me basta en estas semanas y las siguientes, donde tengo mucha tarea y no me encuentra nadie porque me ahogo sola entre papeles y palabras. 

También te escribí muchos poemas ese día que te molestaste conmigo porque yo soy como soy y tengo papilla en el cerebro, y olvido, y pre-siento, y celo y estoy loca. No tienes que hacer ese gesto, esa reacción a mi acción desatinada, yo te amo porque te amo y porque eres como eres y ríes, y cuentas, y me abrazas como sabes hacerlo y todo el universo contigo.

Todo el universo contigo y en tus ojos negros: el infinito.

domingo, 9 de mayo de 2010

A 365 días

Es tan cliché enunciar: "El tiempo pasa tan rápido" y sin embargo, es casi una constante en lo relacionado al amor. Tal vez, cuando Schuman decidió realizar una teoría sobre por qué el tiempo pasaba tan rápido, partió de un antecedente relacionado al amor. ¿es acaso este un subjetivismo vacío y cursi que he lanzado al aire? Sí. Pero la resonancia Schumann no es más que uno de los tantos argumentos que tomo para demostrar que cuando estoy contigo mis 7, 83 Hertz se aumentan a grados casi ridículos; y henos aquí, a 365 días de nuestro primer acercamiento amoroso, siento como si mi primo estuviera contrayendo matrimonio y tú tomando mi mano, y tú haciendome volar.

Adiós a la serotonina

Quisiera no haberte escrito poemas feos si como quiera te ibas a ir.