lunes, 22 de mayo de 2017

¿Te acuerdas que nos queríamos mucho?

¿Y nos burlábamos de nosotros mismos por querernos mucho?


Y pensábamos, va, vamos a querernos mucho para romper este mundo. Romper el llanto. Las bolsas del súper cargadas con fruta y té para el desayuno.
Y cómo no íbamos a querernos mucho. Si llorábamos juntos. Reíamos juntos. Veíamos la cartelera del cine completa juntos. Nos cansábamos juntos. Nos sentábamos en las bancas del parque de Felix Cuevas y veíamos pasar los perros que nunca tendríamos juntos. Pagamos la luz juntos. Y también apagamos la luz juntos. Fuimos a la escuela juntos. Dormimos juntos. Adoptamos gatos juntos. Te presenté a los amigos que quería que nos vieran juntos. Fuimos a muchas librerías juntos. Y compramos muchos libros para como quiera terminar leyendo a Enrique Serna juntos.
Y nos quisimos mucho juntos. Con todo y las diferencias, los aprendizajes, mi inseguridad y mis penas. Con todo y los poemas que ni yo ni tú entendimos juntos. Con todo y que extrañabas tu casa y el hogar que no pudimos hacer juntos.

Y entonces: ¿recuerdas que nos quisimos mucho? Y que juntos construimos poco a poco la estaca que nos sacará del vicio del recuerdo y nos llevará al olvido.



No hay comentarios:

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...