sábado, 5 de julio de 2014

Nocturno

En la fragilidad de la noche
uno siempre piensa en cuánta droga se necesita
para vernos como David Gahan
o romper los moldes del silencio
porque en la soledad
uno espera a los amigos que no llegan,
al Godot que representa
una esperanza partida en cinco.
si ya saben que no voy a llegar
¿para qué me invitan?

Y así la constante grabación
que nunca termina.
hasta que se topa con el noticiero de las nueve pe eme
con los decapitados de la semana
o la mamada nueva del presidente


Si queremos salvar el planeta
hay que morirnos de una vez
sin Godot


o qué chingados.

No hay comentarios:

Adiós a la serotonina

Quisiera no haberte escrito poemas feos si como quiera te ibas a ir.