martes, 10 de junio de 2014

Lucas Lobos no está, Lucas Lobos se fue

Si me lo preguntan,
la ciudad sigue igual de lluviosa
aunque el calor se nos pegue a las playeras
y los equipos pierdan estrellas
Verdad que sí, verdad de dios.
Mientras tanto, algunos buscamos pretextos para la poesía
pero la poesía está en la calle
en la partida de Lucas Lobos
o en la carita del niño que le llora
que en unos años
irá a parar a las filas de godínez 
que buscan nuevas vasijas para el lonche
en algún catálogo del Avon.

Ahí está la poesía, cariño.
En la carita linda, 
en el pronóstico del clima que no nos avisó que hoy llovería
y que debimos quitar la ropa de tendedero
o cerrar las ventanas para que los papeles de la tesis no se mojaran.

Pienso que no debo ponerme triste
que debo ponerme nada más
ponerme en todo
lista
ponerme los gritos 
ponerme la canción del mundial
añadirme a una lista de reproducción
pensar que debo terminar pronto mis deberes
y que la soga al cuello ya casi no aprieta
que tengo el dinero para comprar libros 
y luego puedo tomar algunas fotos
porque así haré muchos amigos.

Haré muchos amigos
que juzgarán mis acciones
las que subo al Facebook
y las que oculto bajo la cama.
Entonces hablaré de ellos en mis poemas
y ninguno se sentirá aludido, 
seguirán con el "hoy llueve mucho" 
"Thor está molesto"
y un jajajaja será escrito en la vasta red virtual.

Pero serán mis amigos, 
hablaremos de Lucas Lobos,
de la prohibición de los circos
del nuevo novio de la amiga de la hermana, 
de la boda que fue un éxito.

Y si me lo preguntan, 
si realmente preguntan cómo sigue mi ciudad
esa ciudad derrotada desde mis adentros
nada será suficiente
para explicar este presente que me golpea 
y arrasa
y llora
y por qué,
por qué Lobos
por qué llueve
por qué 

por qué.







2 comentarios:

Angel Sanchez dijo...

Tus letras siempre son una agradable y fresca brisa

Rubas Tamez dijo...

"Nada será suficiente"
Muy bueno.

¿Te acuerdas que nos queríamos mucho?

¿Y nos burlábamos de nosotros mismos por querernos mucho? Y pensábamos, va, vamos a querernos mucho para romper este mundo. Romper el lla...