sábado, 26 de abril de 2008

Conor Oberst en el Café Iguana


















Estaba recordando una de mis entradas pasadas... Sabía que el Dios Pollo lo cumpliría.

Fue el primer día de mi vida.

Es antes de Connor y después de Connor

No hay comentarios:

En el tren de camas pequeñas

Aunque te vayas lejos: eres de quien recuerdas en el tren. una historia contada en secreto de quien te pidió fueras a su casa a mitad de ...