jueves, 16 de febrero de 2017

Cómo superar a tu ex o este artículo podría estar en Buzzfeed

Sé que en la red podemos encontrar miles y miles de experiencias de superación al ex. Algunas bastante fundamentadas, como ésta, lo cual se agradece.  
Pero yo no iba a estar tranquila hasta que escribiera (que me sirve de terapia, hablaré más abajo sobre eso) cómo le he hecho para sentirme mejor (o peor dependiendo del caso de mis decisiones).

Así que aquí van mis recomendaciones:

1. Sí es el fin del mundo. Así es. Nadie te lo va a decir (a menos que sea un buen amigo, como René) pero terminar una relación sí es el fin del mundo. PERO, Lo bueno de los fines del mundo es que puedes construir otro. Otro mundo donde después de la oscuridad se hace la luz y puedes tener animalitos, florecitas y una roomie bien buena onda. Entender que es el fin del mundo también te ayuda a comenzar el proceso de clausura, ponerle la cintilla de "Nopaseyatodosemurióalv". Aceptar el fin es también aceptar el comienzo. 

A otra cosa mariposa

2. Dice Amelia Andrade que lo padre del fin del mundo es que podemos transformar la experiencia negativa en una fuerza liberadora. Ya sé que me leo como Madame Sassu, pero la verdad es que podemos convertir toda nuestra tristeza (u odio, depende) en arte, tuits, memes o videos (como el pasito perrón, una obra de arte de nuestra época, agradezco al cielo vivir ahora). Personalmente he escrito más que lo que había hecho en años, una prueba viviente es este blog. La escritura como terapia me ha funcionado de mil maneras. Sólo hay que cuidar no mencionar al ex directamente, principalmente porque te puede demandar o escribirte para decirte que ya le pares a tu pedo con ese Twitter dedicado a la miserable experiencia de andar con él. (No lo digo por mí, sino por una amiga). Así que cuida no mencionar su nombre o el tatuaje de la pelota de béisbol que lleva en su brazo. 

A publicar ese libro, mijita


3. Escucha y baila reguéton. Oquei, ya sé lo que vas a decir: No pero Ale, yo soy bien selectivo con mi música y sólo escucho a una banda escocesa que no ha firmado contrato con ninguna transnacional. Yo sé que eres un conocedor de la "buena" música, pero te prometo que no le vamos a decir a nadie si bailas como si no hubiera mañana. Es más, puedes hacerlo esos días que estás solo y que nadie te ve. El reguetón me ha servido de muchas maneras, sobre todo porque como su letras son repetitivas puedes bailar sin pensar en nada. Sólo te dejas llevar por la música y listo. Un beat sencillo, repetitivo y que mueve tus hombros. 


Gif de apreciación
Aquí sí salen bailando

4. Si bien es cierto que debemos aceptar cualquier invitación para distraernos, trata de no cogerte a tu crush. Tengo varias razones para que evites esto, pero por el momento sólo recuerda que como dicen en Cuando Harry conoció a Sally, estos crushes podrían no ser de transición y sería una pena que mezclaras sentimientos y terminaras lastimando a alguien. Estar quebrado no te da derecho de lastimar a otres. Imagina que aún no superas a tu ex y ahora también tendrías que ver cómo superar al crush, ya sea porque tiene novia o porque fue a visitarte y no sabes cómo decirle que se vaya de tu departamento porque ya te tiene harta. Si tienes bien claro que sólo es coger o algo similar, dile esto al crush o la persona con la que decidiste hacerlo y así todo será más sencillo. 

Recuerda que si le dices que sí a lo primero que te haga caso puede que todo sea muuuuuy incómodo

5. Aprende a estar solo. SÉ POR EXPERIENCIA PROPIA que no es sencillo. Pero aprender a estar solo te ayuda mucho a conocerte, hablarte y quizás, no sé, a quererte más. Estar sola, caminar sola, comer sola, ir al cine sola, etc. no tiene por qué ser tan triste como se lee. Cada día donde te das cuenta que eres independiente, libre y, sí, dilo, soltero, va siendo una pequeña victoria. Cuando cargué por primera vez, solita, unas bolsa de arena para gato desde el Walmart hasta mi departamento me sentí increíblemente libre. Sé que no es el mejor ejemplo, para muchos les parecerá triste, pero para mí fue un acto que me dio autonomía. Hacer las cosas por mí misma, sin ayuda de nadie, es una de las experiencias más difíciles pero también las más satisfactorias.

No es taaaan malo como parece, lo prometo.
6. Estar solo no significa que estás solo. Me explico: Disfrutar nuestros momentos en intimidad con nosotros no significa que debas alejarte de tus amigos. Aprovéchalos. Búscalos si es necesario. Pero sal y diviértete. Trata de reconectarte con amigos que hace mucho no ves, escríbeles a los que están lejos, invítalos a comer a tu casa, pero contáctalos. En momentos de tristeza o de ansiedad porque quieres marcarle a tu ex, un buen amigo siempre te podrá escuchar. Sé que para muchos de nosotros es complicado mostrarnos vulnerables o pensamos que somos un pesar, sin embargo, un buen amigo siempre estará ahí para leerte o escucharte. No te aisles. 

Déjate querer, pues. El amor no sólo es con tu pareja. El amor se cultiva en todas partes, sé revolucionario y ama a tus amigues.

7. Ponte guape y tómate muchas selfies (no importa lo que digan). Otro de las cosas que me ha servido mucho para quererme es jugar con mi estilo y encontrar en mi clóset elementos que hagan verme diferente cada día. Ponerme guapa no significa que lo haré de acuerdo a los estándares occidentales o típicos de las revistas de moda, sino verme guapa para mí y por mí. No tienes que salir en una cita para ponerte ese vestido que tanto te gusta. No tienes que verte como te dicen que debes verte. Córtate el cabello, ponte esa falda, esa sudadera, no te maquilles, maquíllate. Y luego tómate selfies. Ves, estás guapísime.

Muchas selfies en espejos altos

Esas son algunas de las cosas que he tomado en cuenta en mi proceso. No es fácil pero definitivamente me han ayudado a controlar mi ansiedad y a no caer en un pozo de self loathing sin fin. No pretendo que te ayuden de inmediato aun así quería compartírtelo. Nunca se sabe cuando estos consejos podrían realmente funcionar. O no.


P.D. También sirve escuchar esta canción:

No hay comentarios:

Adiós a la serotonina

Quisiera no haberte escrito poemas feos si como quiera te ibas a ir.