lunes, 29 de julio de 2013

Trabajo en casa

Lo más más máaaas bonito de las vacaciones es leer los libros que quieres leer... lo no bonito es que piensan que no estás haciendo nada y te ponen a recoger la casa y a cocinar y a hacer cosas que hacen que no puedas leer y entonces todo el tiempo piensas: qué seguirá. Y te angustias y quemas el arroz y no comes a gusto y tu mamá te dice que siempre estás distraída, que no sabes hacer eso o aquello, que por qué no eres una niña normal y tú no haces más que pensar en la heroína, el héroe, el amor, el odio, el villano pedorro que no ha muerto o en todas las historias que siguen en pausa y todos se molestan porque piensan que los ignoras y que eres una hija muy desobligada, que no te pareces nada a la hija del vecino o de la tía, que ojalá pronto madures o te gastes tu tiempo en cosas importantes... PERO NO LO ENTIENDEN, en realidad estás en otro lado, a la espera, con la angustia que te corroe y que a veces te hace llorar. Nembre, pinches vacaciones, ni tan bonitas, eh.

1 comentario:

Cynthia dijo...

Lo comprendo totalmente ...
en mi caso aplica hasta cuando estoy trabajando ... es algo que no puedo evitar! ... Espero que te dejen en paz y puedas leer :)

La ansiedad perfecta

se quiere, no se sabe muy bien qué y no hay en este sentimiento abandono, debilidad, languidez: es la ansiedad perfecta Daniel Sa...