miércoles, 21 de noviembre de 2012

Miércoles ombligo de la semana

 ¡Ya es miércoles, estamos a ombligo de la semana, excelente día!
 ¡Feliz inicio de semana, gente, a echarle ganas!

Me da desconfianza la gente que se motiva en la redes sociales y esperan que alguien les escriba: excelente día para ti, que todo se cumpla, te mando buena vibra, etc.

No es que sea una amargada, pero en general, la gente que es cercana a mí no anda escribiendo esas chingaderas. Mi nivel de motivación se centra en algunas citas de Cortázar o Pizarnik para hacer más sencillo mi día. O quizás alguna lectura perdida o una canción matutina. Será que no soy una persona emocionalmente experta. Y es que sí quiero a mis amigos, sí tengo buenos días, a veces, y también tengo cosas que me hacen muy feliz como lombriz. Pero no me siento con esa libertad de andarle deseando buena semana a la gente cuando no estoy en sus zapatos. Se me figura como una manera de presumir lo que no tienes.

A propósito, hoy Rogelio y yo corregíamos un texto de tipo superación y liderazgo y decía:

Para Goleman (2003), gran parte de las pruebas demuestran que las personas que son emocionalmente expertas, las que conocen y manejan bien sus propios sentimientos e interpretan y se enfrentan con eficacia a los sentimientos de los demás, cuentan con ventajas en cualquier aspecto de la vida.

Wow. Me escribe inmediatamente Rogelio: necesito aprender a ser emocionalmente experto. Ni él ni yo lo somos. ¿Acaso uno puede llegar a ese nivel de emocionalidad? Definitivamente no sé manejar bien mis propios sentimientos, no interpreto bien los de otros y la verdad no me siento en ventaja sobre nadie en cualquier aspecto de la vida. ¿cómo aprendes a ser emocionalmente experto?

Lo que no sabe Rogelio es que yo a veces sí me siento emocional, no tanto, obvio, poquito. Yo creo que emocional no es sólo el que maneja sus propios sentimientos, a veces los sentimiento no necesitan ser manejados. Los dejas que se desparramen por ahí, por tu cuerpo, por su cuerpo, por las conversaciones con las amigas, por la cerveza, por los libros. Exacto, por la Literatura.

Pensándolo bien, en realidad los libros han sobrellevado esa emocionalidad a través de las historias, los personajes, los conflictos, la vida misma. La Literatura es la neta. Really. Bueno, ustedes ya estarán acostumbrados a escucharlo o a saberlo. Pero a veces, aunque estudies letras, te cae el veinte de que, de veras, la Literatura es la n e t a.

Entonces, si la Literatura es proporcional a tu emocionalidad  y usted afirma que sólo ha leído el libro de Cindy la Regia, saque las cuentas.

En fin, uno puede descontextualizar la cita y pensar que emocionalmente experto es aquél que se permite ser, entre otras cosas, libre (sin esperar la típica frase de "échale ganas, ya es miércoles").



2 comentarios:

Eduardo Arredondo dijo...

Miércoles, obligo de la semana, vamos a hacerle cosquillas ;) - Estadísticamente los comentarios chistosos generan un 53% más de likes que los que solo son motivacionales, y estadisticamente una publicación con un emoticon en este caso ";)" genera un 17% más likes que las que no la tienen. Soy mercadólogo y administro redes sociales, pero también leo a Cortázar y a Pizarnik, no sé como es que nadie se enamora de mi.

moscardon diesel dijo...

imagino que para ser "emocionalmente experto" debes emocionarte por algo que de alguna manera guíe tu vida, y eso, por supuesto, implica algún tipo de relación con los demás. lo cierto es que para leer algo bueno siempre vuelves a la literatura hecha por pensadores. facebook no es literatura, hacen lo que sea por un "me gusta" .

La ansiedad perfecta

se quiere, no se sabe muy bien qué y no hay en este sentimiento abandono, debilidad, languidez: es la ansiedad perfecta Daniel Sa...