domingo, 19 de febrero de 2012

Domingo

Sinceramente, 

me dan ganas de llorar cuando entra el séptimo día.

¿cómo puede ser tan soleado cuando precede la cárcel de la cotidianidad? 

No hay comentarios:

En el tren de camas pequeñas

Aunque te vayas lejos: eres de quien recuerdas en este tren. eres una historia contada en secreto de quien te pidió corrieras a su casa ...