domingo, 19 de febrero de 2012

Domingo

Sinceramente, 

me dan ganas de llorar cuando entra el séptimo día.

¿cómo puede ser tan soleado cuando precede la cárcel de la cotidianidad? 

No hay comentarios:

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...