domingo, 3 de julio de 2011

Una cosa

Toda mi adolescencia pensé que cuando Paul Banks me viera se enamoraría de mí porque, en ese tiempo, decidí estudiar literatura y, al igual que él, escribía canciones/poemas (aunque en secreto y no con una banda así chida) #Truestory 

No lo hizo.

Me imagino que como me visitó muy poco, no tuvo tiempo de verme de verdad. Y bueno, había otras cinco mil personas en la sala. Además de ese pequeño inconveniente llamado Helena Christensen, una modelucha danesa.

Paul: te juro que de cerca soy más joven, más dulce, más sorprendida. Y me veo bien bonita cuando me frustro.

¿Te acuerdas que nos queríamos mucho?

¿Y nos burlábamos de nosotros mismos por querernos mucho? Y pensábamos, va, vamos a querernos mucho para romper este mundo. Rompe...