domingo, 12 de junio de 2011

Soy un oso polar

Estoy muy triste y pensé que, tal vez, escribiendo mis angustias resbalarían hasta las letras y ahí se quedarían. Inmóviles. No sé, aún no se me pasa y podría seguir llorando hasta que termine de escribir esta entrada y ustedes detengan la lectura porque esto ya se está poniendo muy personal incluso para la ficción. 

Extraño que las cosas funcionen. "Sí, pero las cosas no son siempre a modo de uno"

Normalmente pienso que soy mucho mejor persona que esto (con "esto" me refiero a yo, Alejandra) y que por tanto puedo dar más, sin embargo, en mis crisis me percato que en realidad soy peor. Soy peor persona que muchos de ustedes y tengo reservado un lugarcito en el infierno, mismo que a veces toma forma en mi vida cotidiana. 

Me pregunto 
¿Cuál es el verdadero infierno? 


Deben ser tus palabras y ojos con signo de desaprobación. Ése es el verdadero infierno.

No hay comentarios:

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...