miércoles, 6 de abril de 2011

Endodoncia

Me pasó lo mismo que le pasa a todos, juntas dinero para algo especial y sucede alguna tragedia como una muela afectada y en vías de una endodoncia. Es como la película de UP, en donde la pobre pareja se la vive juntando para salir de viaje y siempre pasa esto o aquéllo. No debería sentirme triste, al fin y al cabo el dinero para eso está, para sacarnos de un apuro... pero la verdad es que estas vacaciones yo quería viajar. 
Aunque mentiría si les digo que es por falta de dinero, en realidad es por falta de carácter al solicitar un permiso a mis padres. 
- Papás quiero viajar con Rogelio al D.F.
- No
Más o menos así, pero más dramático. 
Yo no soy como Adela, ni en mi casa existe una Bernarda Alba, es sólo que el fantasma del papel de la mujer y el matrimonio sigue pendiente de mí y mi familia.

 "Yo no quiero estar encerrada. No quiero que se me pongan las carnes como a vosotras. ¡No quiero perder mi blancura en estas habitaciones! ¡Mañana me pondré mi vestido verde y me echaré a pasear por la calle! ¡Yo quiero salir!"


Ok, no. Pero es lindo pensar que así será.


Por cierto, el lunes presentamos una lectura en atril de "La casa de Bernarda Alba".

¿Te acuerdas que nos queríamos mucho?

¿Y nos burlábamos de nosotros mismos por querernos mucho? Y pensábamos, va, vamos a querernos mucho para romper este mundo. Rompe...