martes, 15 de marzo de 2011

Procrastinación

El día de hoy, les pedí a varias alumnas y alumnos que me ayudaran a etiquetar, sellar y hacer fichas bibliográficas de los libros de nuestra pequeña y nueva biblioteca. Tenía mucho trabajo encima, con esto de hacer de maestra y bibliotecaria (yo pedí la biblioteca, ahora me debo aguantar) Les di la hora libre a algunos muchachos que siempre quieren jugar fútbol y a los demás los instigué a que me ayudaran, les enseñé cómo encontrar las editoriales y cuál año se toma en cuenta respecto a las ediciones. 

Y mientras trabajaban como esclavos para mí, me di cuenta que un libro, un libro en papel, olor, textura difícilmente podrá ser suplantado por un libro virtual; probablemente éste sea un tema muy controversial y ampliamente hablado por críticos y especialistas, sin embargo después de ver a mis alumnos interactuar, algunos por primera vez, con los libros, comprendí ese valor que no creo tenga un libro virtual. 
La primera fue Marcela, "mire maestra este libro está impreso en la India" acto seguido, veo a Marcela abriendo el libro curiosa y fascinada... (Marcela está en el concurso de lectura, lee pero siempre trata de leer libros cortos porque dice no tener tiempo pero, después de ver este libro, decidió cambiar su técnica lectora, me dijo "pensé que no había más libros interesantes")
Otra de mis alumnas me dijo, "mire que bonitas hojas tiene este, están lisitas, ¿de qué se trata maestra?" y otro "este libro está todo viejo pero que rico huele"... De ese tipo de preguntas, fueron naciendo otras dudas, que a su vez nacían otras que sólo podían ser contestadas con las lecturas de respectivos libros. 

Podrá ser algo muy tonto, pero ¿Cómo el Ipad logrará acercar a mis alumnos a nuevos mundos, nuevos libros, ideas, confrontaciones, filosofías?

Bueno, ando muy cansada, esto de hacer una biblioteca me ha dejado seca del cerebro, tardé 3 horas en escribir esto que leen. Así que "hay" disculpen si me pasé de la raya con la sintaxis.

1 comentario:

José Alberto dijo...

Qué interesante experiencia.

En lo personal prefiero los libros físicos y por tanto estoy de acuerdo contigo en que un Ipad jamás podría suplirlos.

¡Saludos Ale!

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...