jueves, 17 de febrero de 2011

Texto #22132

Ser una persona de obligaciones no es nada fácil, sobretodo cuando tus obligaciones son hacia otras personas (no instituciones, esas siempre me caerán muy mal).

Tener un compromiso social requiere de eso: mucho mucho compromiso.

No hay comentarios:

Adiós a la serotonina

Quisiera no haberte escrito poemas feos si como quiera te ibas a ir.