viernes, 19 de marzo de 2010

Poema fallido

Hay días como ayer y hoy, en que me siento desesperada.
(Un secreto: Hoy estuve bailando canciones de Lady GaGa)
Escribí mucho hoy, porque, probablemente, la desesperación nos deja un espacio para los poemas. Pero hace rato me di cuenta que un poema que estaba escribiendo lleva entre sus líneas una línea de otro poema que, chingadamadre, no es mío. Puts, me acabo de dar cuenta y me enojé bien pinchemente, adjuntado a mi desesperación, terminó en un puchero de fastidio. Es que cuando pensé la línea, dije: esto lo he leído en otra parte. Sin embargo la escribí porque quedaba con lo que escribía. El autor es Carlos Pellicer. Total: no sirvo ni para eso. Y ya. Si me piden el poema lo subo, o tal vez no, pero está chido leer que quieren un poema tuyo a pesar de que apeste.

Petición final: Invítenme a bailar y a tomar una cheve, pero invítenme porque no tengo dinero ni nada que dar. Así como dice el muy ilustre filósofo Juan Gabriel.

6 comentarios:

C.M. dijo...

Joterías.
Ahhhh (representación virtual de un suspiro).
Sí, Violencia minúscula, ando perdida.

Mireya del Carmen dijo...

se te hiso bolillo el engrudo! ajjaja sube el poema :)

Alexander Strauffon dijo...

Voto porque lo subas.

Hay una linea entre la inspiración-tributo y lo que es el plagio. Y por una línea no se cruza, no te apures.

Margareth Chi dijo...

es bien frustrante eso, cuando pones algo y piensas wow eso salio de mi y depsues te das cuenta que lo habias leido en otra parte.

el aguijon del moscardon diesel dijo...

eso pasa todo el tiempo, es una... licencia poética, sube el poema

Lina dijo...

Sube el poema!!!

La ansiedad perfecta

se quiere, no se sabe muy bien qué y no hay en este sentimiento abandono, debilidad, languidez: es la ansiedad perfecta Daniel Sa...