viernes, 1 de enero de 2010

Si miras atrás, mañana es hoy (cover de Jocelin)

Hoy es 1º de un año nuevo. Días anteriores quería hablar del 2009, pero no encontraba las palabras exactas de lo que realmente había sido para mí. La respuesta la encontré leyendo a Joy. Definitivamente, el año recién pasado fue un año de polaridades. Pasé de iniciarlo sin esperar nada y terminé sintiendo todo lo posible. Todo 2009 estuve en extremos completamente opuestos: desde la increíble felicidad, hasta una depresión incontenible. Es el equilibrio extraño. es verdad, lo comencé sintiéndome casi en la basura, y ahora estando ya en el final me di cuenta que podía borrar esos malos recuerdos y recordar sólo esos momentos, esas coincidencias, esas manera de mirar que siempre han sido las mejores. Además de todo eso: Estoy enamorada.
Estoy enamorada y no puedo evitar recordar todo lo que me hizo estarlo, los sinsabores y los primeros meses del año son sólo un recuerdo borroso, una atrás que no puedo definir, y que sin embargo me define. Tanto Radiohead, Mercafón, y un muy mal Congreso en Monterrey están ahí.
Ahora que es un nuevo año, tampoco espero nada. Quisiera dejar hacerle al destino o al no sé qué que he formado lo que deseen hacer, pero esto de ser una mujer sin expectativas, no debe tomarse por el lado malo, las sorpresas que me ha dado hasta hoy la vida, las sonrisas que me ha sacado Rogelio y las amistades que quiero tanto siguen ahí y seguirán sorprendiendo a mi corazón violento.


3 comentarios:

C.M. dijo...

"y seguirán sorprendiendo a mi corazón violento".
Eso último me gustó mucho. Me alegra en sobremanera que al menos tu año pueda decirse como "más o menos" bonito, y aunque comiences sin expectativas (que al final de cuentas es la mejor forma de comenzar cualquier cosa), sonrías enamorada y chiquita.

Kin dijo...

Me da gusto que te sientas mejor :), pero a mí sí me gustó el congreso (y Monterrey) :P

Acidita dijo...

Que chido saber que tu año aunque lo iniciaras sin expectativas te haya dado esos momentos de equilibrio. Igual este año puede llegar a sorprenderte y sino, pues no.

Besos!

La ansiedad perfecta

se quiere, no se sabe muy bien qué y no hay en este sentimiento abandono, debilidad, languidez: es la ansiedad perfecta Daniel Sa...