lunes, 14 de diciembre de 2009

Campeonato 2009

A mí nunca me han gustado las competencias. Existen, sí. Pero eso no significa que las competencias sean lo correcto. Supongo que por eso no me gustan los deportes; sé que suena un capricho loco, pero la humillación de un contrincante nunca ha sido mi hit. De hecho creo que les tengo cierto recelo, cierto prejuicio a quienes lo admiran con devoción y alevosía, pero eso es muy mi problema. Es ese problema que tengo de creer que todo lo que pienso es lo correcto; que el mundo sería perfecto si las cosas fueran a mí manera. Bueno, esta es mi parte cínica, sí las cosas fueran a mí manera todo el mundo viviría feliz. [Séqueestoesunaisiotezdemiparteperomevale]

A lo mejor esto pienso porque de repente todo mundo está emocionado en las calles, se ganó una liguilla "somos mejores" y una que otra cantada de humillación al no ganador. La liguilla mexicana es complicada cuando vives en donde según tenemos "la mejor afición de México" porque aquí es como la mafia, o eres de un equipo o eres del otro, nunca el del medio, nunca el que apoya a ambos. Si pierdes eres un pendejo si ganas un campeón. En Nuevo León hay de dos, o eres Rayado o Tigre, y si eres Rayado pues ya chingaste ya tienes todo un año para gritarle cositas al Tigre acobardado. [Me pregunto si eso habrá hecho que naciera eso en la UANL de la Educación por competencias]

Equis, como quiera no soy apasionada en el fútbol y cualquier aficionado puede venir a decirme que estoy equivocada y que además no vivo la emoción del fútbol. De seguro ellos están en lo correcto, las competencias y la humillación del contrincante es lo correcto, el que gana es el que jugó mejor... pero bueno muchos pensaron que estaban en lo correcto cuando hicieron jabón a más de un millón de judíos en los años 40's.


P.D. Esto lo escribo porque no pude dormir por las bocinas a fuera de mi casa y hoy a las 3 de la mañana estaba un amigo de mi hermano gritandole: ¡Ustedes no llegaron a la final!

4 comentarios:

C.M. dijo...

El pueblo necesita entretenimiento masivo y sentirse superior por cualquier pendejada. Puede ser una excusa (para gritar, embriagarse, humillar, etc.) o un mero gusto-afición (absolutamente respetable), pero siempre se llegan a extremos y se sabe que estos en ningún punto son convenientes. Para nadie.
Digo, esto aparte del aprovechamiento de los medios para idiotizar y todo el dinero involucrado en este tipo de eventos (y si lo piensas un poco no sólo hablo de futbol...)
Yo según era tigre, pero realmente me vale madre (no sé nada sobre sus jugadores ni si pasaron o no a cualquiera de las ligas que se arman)
Me gusta más ver el futbol europeo, o la Copa.
Aca casi no hubo alboroto, por suerte..

NANO dijo...

.:.

fue una bonita manera de aproximarte a lo que no te gusta...

y el fútbol es el fútbol...

(no se lo que quiere decir esto último pero suena bien)

de todas mangueras, pensar una manera de hacer que todos seamos felices fue otra bonita manera pero de aproximarte a lo que somos, o debemos ser...



.:.

AD dijo...

salve al odio a la idiotizacion masiva, que cada quien escoja su veneno.

y la competencia apesta desde la perspectiva humanista. Pero sigue siendo parte intrinseca de la genetica humana.

Niña Monstruo dijo...

:)

a partir de ahora le voy al cruz azul porque pobrecitos.

La ansiedad perfecta

se quiere, no se sabe muy bien qué y no hay en este sentimiento abandono, debilidad, languidez: es la ansiedad perfecta Daniel Sa...