viernes, 6 de noviembre de 2009

No he hecho nada interesante. Estoy a final de un seudosemestre y me duelen las yemas de los dedos. Los quiero.

Tus últimas palabras

“Tendré que mandar mi ropa a la lavandería”   Fue lo último que dijiste antes de cerrar la puerta.