jueves, 26 de noviembre de 2009

Me acabo de dar cuenta que mis entradas se publican en días diferentes. Estoy como viajando en el tiempo, all the time.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Cuestiones de Noviembre

La vida no es simple, a pesar de que muchas veces se nos simplifica. Eso dice Shakira en una intro a una de sus muchas canciones amorosas: entre todos nuestros años, hay un momento que la vida parece que se nos simplifica y dejamos de consultar las líneas de la mano...
Cuando voy en el camión, camino a la escuela, siempre miro mucho mi mano. A veces, la gente me mira, pensando que sólo soy otra enferma de Tourette. Pero, a pesar de que cuando estoy contigo la vida se me simplifica, no puedo evitar mirarme mucho las líneas de la mano.

Es como entender la anatomía de mi universo. Y ahora mismo paso por esa etapa de no saberme adecuada a la situación social, política y económica de mi entorno más cercano. Odio lo que pasa en Filosofía y Letras, odio las palabras de Subjetivita en esa conferencia del medio ambiente, odio no tener dinero para comprarme el último disco de Regina Spektor (esto último, comentario bastante materialista, me vale) Que triste. Además estoy adquiriendo cada vez más mocos y tos. Y agh.

A final de cuentas, nada de eso importa, ¿Sabes? Siempre prefiero quedarme con tu amor por las tardes y olvidarme de que no sé cómo pasar la materia de "Estética". Y ser estúpidamente feliz. Como una muñequita de trapo (Soy un Muppet contento) Eres el que me grita desde arriba del acantilado, el que me saca del mar de ideas tontas, eres... Buaj, el final del camino. Y estoy muy cansada.


Y vaya que te amo. (¡diablos que sí!)


jueves, 12 de noviembre de 2009

Intermedio


No tengo nada más que decir. Sólo enseñarles un video.
Uno bonito y bailable, uno de amor tal vez...
Debo terminar mis trabajos finales y leer, leer, leer ...
Pronto saldré de clases (finally) sino, me volveré loca.

(Y tú, tú eres todo lo demás, lo importante)

lunes, 9 de noviembre de 2009

Cuando eres como un libro abierto y nadie te lee

Normalmente nadie nota sucesos que se supone debería notar: Cuando la nuez tiene puntitos negros puede tener gusanos y que en otoño-invierno el Sol no se oculta en el cerro de las Mitras, sino por la Sierra Madre Oriental (casi donde termina el Cerro de la Silla). Tampoco nota que la primera estrella en salir no es estrella, es Venus (el planeta más brillante) y que este no titila (Esta palabra sí existe) como las otras estrellas que de seguro ya murieron allá en su localidad.

[Eres la primera estrella de la noche, el planeta más brillante y las sorpresas de la nuez]

¿Has notado que el número 9 es el número atómico del flúor?

[Para quienes no conocen el flúor: su símbolo es la F y es parte de los elementos halógenos (Es el más electronegativo y reactivo de todos los elementos. En forma pura es altamente peligroso, causando graves quemaduras químicas en contacto con la piel) Ese es el número 9 de la tabla periódica. Un gasesito amarillo ALTAMENTE peligroso. ¡Bah! El 9, también es considerado por algunos como la cifra del saber supremo que induce a la Totalidad que es 10 (diez). (El 10 es el SEFIROT en la Cábala y el nueve conduce a ese Sefirot, a esos “senderos”) A ver, el 9 es el triángulo ternario, es decir, triplicidad de lo triple, que simboliza los tres mundos (no sé cuáles mundos, pero supongo que se refiere a lo de Salomón) o a esos ritos medicinales en donde el 9 representaba la triple síntesis (corporal, intelectual y espiritual). Pero no todo es bonito para el 9, así como para el 13 en la cultura occidental, El 9 () es un número de mal augurio en la cultura japonesa, pero de buen augurio en la cultura china y para los hebreos el nueve simbolizaba la verdad. (Que contradicciones) Curiosamente ayer estaba viendo Seinfeld (Fui a ver una pelicula de comediantes en donde sale Adam Sandler) y Jerry Seinfeld es supersticioso del número nueve. 9…. y en los países anglosajones, los gatos tienen nueve vidas. El número nueve es un número mágico para los satanistas (eso dice Wikipedia) ¡SATÁNICOS! y en la mitología Mexica, hay nueve infiernos. Nueve méndigos infiernos. Y ya. Espera, en el fútbol soccer, el numero nueve es de los dorsales mas importantes en el campo; perteneciente al delantero punta. (Como el Cristiano Ronaldo)]

A lo mejor los días que caen en 9 deben ser bonitos (a pesar de ser lunes). A lo mejor todos los días deberían ser bonitos (contigo, sólo contigo)Pero bueno, normalmente nadie nota sucesos que se supone debe notar.


Eres mi suceso. Mi sefirot. Sendero. Sephirot.

viernes, 6 de noviembre de 2009

No he hecho nada interesante. Estoy a final de un seudosemestre y me duelen las yemas de los dedos. Los quiero.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Still I wake up in the morning thinking of you

He perdido casi todo lo que amo, exceptuando mi entorno más cercano. Lo he perdido (no en el sentido estricto, no me refiero a la acción de perder la vida por ejemplo) porque soy una despistada y a veces, muchas veces, no sé lo que digo; pareciera que la boca se me va sola y comienza a jugar con las palabras, acomodarlas, adormecerlas, les da una libertad que tal vez no merecen. No sé si eso signifique ser poeta (porque según Subjetivita el poeta no se rige por las normas sociales implantadas en La República, por eso y muchas cosas más Platón no los quería) Además, según yo, ya todos quieren ser poetas. Y curiosamente hay cosas que María Zambrano describe sobre los poetas que me hacen pensar que todos podemos ser uno. No estoy diciendo que cualquiera pueda serlo, no. Yo no puedo la mayoría de las veces por falta de rigor. Me vale.

Volviendo al tema de que pierdo todo, he perdido cosas meramente materiales y a veces hasta me he perdido a mí. Y ya. Sólo que me queda estar sola. No me importa estar sola, de verdad. sinceramente, a veces quiero que todos se borren. Desaparezcan. No me importa a veces: perder peleas, trabajos finales, mis aretes favoritos, el dinero de la semana, la naranja que traía en la mochila, discusiones con mi madre, las llaves del carro, la mochila de mi hermano, libros de la biblioteca, libros para mis niños, horas clase, ensayos programados. No me importa perder esas cosas (a veces)

Bien, a eso me refiero cuando pierdo cosas que amo. Pensarán que mi estúpida ingenuidad me hace amar casi todo lo que me rodea, pues sí. Tal vez sí. Tal vez es como la ingenuidad del cronopio (No digo que yo sea cronopio, porque también he perdido buenos cronopios y los cronopios no pierden cronopios) Tal vez amo las horas clase con Dalina, los libros para niños y a mi madre.

Al final del día, prefiero quedarme contigo. Porque de todas maneras estoy sola y contigo. (Esto no es una paradoja, realmente pasa) pierdo todo, me pierdo a mí, pero termino contigo. Y a veces, aunque no estoy contigo, también estoy sinticontigo. Aunque conmigo cargo demonios y fantasmas y rodeos y palabras hirientes y golpes y te amo.

He llegado al punto de contradecirme: Pierdo todo lo que amo. Casi todo. (Tú vas más allá porque te amo y a parte eres mi entorno más cercano) Entonces, pierdo casi todo, por mi manera despistada de verme en la vida, te he perdido a ti muchas veces pero hay un hilo delgado, fino. Que no te deja, que no te deja dejarme sola.

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...