lunes, 31 de agosto de 2009

Quehaceres

Ya no sé que hacer conmigo. Me levanté a las 7 am, no pude dormir, tenía muchas preguntas. Dormí 4 horas, soy una campeona.

No hay comentarios:

Tus últimas palabras

“Tendré que mandar mi ropa a la lavandería”   Fue lo último que dijiste antes de cerrar la puerta.