martes, 28 de julio de 2009

Del sentimiento de lo fantástico



Viajar siempre es divertido. Viajar a Veracruz fue divertido. Hice muchas cosas pero hay una que quisiera compartirles. Fui a Catemaco, camino a Catemaco (casi 3 horas del puerto de Veracruz) iba leyendo un pequeño texto de Cortazar que se llama “Del sentimiento de lo fantástico” en donde Cortazar asegura que él, el sentimiento de lo fantástico no es tan innato como en otras personas; En la parte final del texto, Cortazar menciona un tipo de cuento fantástico restringido, me pareció curioso el texto y pensé que yo tampoco tenía tan innato eso de lo fantástico, terminé el texto y me dormí.

Desperté y habíamos llegado a “El Salto de Eyipantla” que está 15 minutos antes de Catemaco, está bonito, es una cascada bien loca que te moja todo.

Luego, cuando ya íbamos hacia Catemaco, un niño me dijo que si no quería ver a un Chaman, pues necesitaba una limpia. No entendí ese “pues necesitaba” pero me entró la curiosidad y acepté. Llegamos al lago de Catemaco (Grandísimo por cierto) y subimos a una lancha, nos detuvimos en uno de los lados del lago y bajé, caminé unos metros y vi una casita de juncos y en la entrada colgaban caracoles de mar.

Entré y vi al Chamán, me limpió con unas cosas raras, me puso unos perfumes raros y dijo: “confías mucho en la gente, debes aprender a ser más desconfiada, además traes una energía muy negativa, te la limpiaré y saldrá… cuidad tu salud, comes mucho en la calle. Tienes una larga vida niña pero cuida tu salud” Dijo más cosas pero ni me acuerdo (mi abuela dijo que la energía negativa se debía a eso de las “envidias y malos deseos” de otras personas y así) Yo no creo en eso.

Cuando llegué a casa, el espejo de mi peinador estaba estrellado a la mitad, no quebrado, sólo estrellado. Yo pensé que fue por el calor u otras cosas, incluso un ladrón de esos que no se llevan nada y entran como fantasmas (quién sabe como) Mi papá y mi mamá siguieron insistiendo a las 3 AM de hoy que no durmiera en mi cuarto, que después mi papá removería el espejo. La abuela llamó hoy y dice que es un augurio, asegura que se debió haber estrellado cuando me hicieron “la limpia”

Yo no sé, pero esta mañana removieron el espejo. Me quedé sin espejo, bien limpia. Además de eso le dije al chamán que los embrujara. A todos ustedes que leen esto tienen una bendición de los dioses locos y buenas vibras. (Sólo a ti que me caes gordo y ti también que me caes más gordo, malas vibras, chuchuchuuuuunchupam)







5 comentarios:

E-ve-rar-do dijo...

creo qe ya estoy sintiendo las buenas vibras en mi estómago, espea no, no eran buenas viobras jhajah ahí vengo, el chamán se ve que era buena onda.

Eduardo Arredondo dijo...

buenas vibras, espejos rotos.

que bueno que viniste sana limpia y buenavibrosa.

nano dijo...

.:.

me gustó esto:

"A todos ustedes que leen esto tienen una bendición de los dioses locos y buenas vibras."

Igual


.:.

Loshermanoscaramelo dijo...

el calor rompe los espejos, el calor de las personas!!! el enojo o la pasión... :b

quizá fue eso, tu otra persona...

tengo dos blogs, por que me creía el hombre blogspot.

:)

Frank Blanc dijo...

Occidente cargado de miedo...
podría tratarse de magia chamán.

Asertividad

A ver, así al chile ya dime si vas a querer o se lo echamos a los perros que se lo traguen todito que se embriaguen en él y se re...