jueves, 30 de julio de 2009

martes, 28 de julio de 2009

Del sentimiento de lo fantástico



Viajar siempre es divertido. Viajar a Veracruz fue divertido. Hice muchas cosas pero hay una que quisiera compartirles. Fui a Catemaco, camino a Catemaco (casi 3 horas del puerto de Veracruz) iba leyendo un pequeño texto de Cortazar que se llama “Del sentimiento de lo fantástico” en donde Cortazar asegura que él, el sentimiento de lo fantástico no es tan innato como en otras personas; En la parte final del texto, Cortazar menciona un tipo de cuento fantástico restringido, me pareció curioso el texto y pensé que yo tampoco tenía tan innato eso de lo fantástico, terminé el texto y me dormí.

Desperté y habíamos llegado a “El Salto de Eyipantla” que está 15 minutos antes de Catemaco, está bonito, es una cascada bien loca que te moja todo.

Luego, cuando ya íbamos hacia Catemaco, un niño me dijo que si no quería ver a un Chaman, pues necesitaba una limpia. No entendí ese “pues necesitaba” pero me entró la curiosidad y acepté. Llegamos al lago de Catemaco (Grandísimo por cierto) y subimos a una lancha, nos detuvimos en uno de los lados del lago y bajé, caminé unos metros y vi una casita de juncos y en la entrada colgaban caracoles de mar.

Entré y vi al Chamán, me limpió con unas cosas raras, me puso unos perfumes raros y dijo: “confías mucho en la gente, debes aprender a ser más desconfiada, además traes una energía muy negativa, te la limpiaré y saldrá… cuidad tu salud, comes mucho en la calle. Tienes una larga vida niña pero cuida tu salud” Dijo más cosas pero ni me acuerdo (mi abuela dijo que la energía negativa se debía a eso de las “envidias y malos deseos” de otras personas y así) Yo no creo en eso.

Cuando llegué a casa, el espejo de mi peinador estaba estrellado a la mitad, no quebrado, sólo estrellado. Yo pensé que fue por el calor u otras cosas, incluso un ladrón de esos que no se llevan nada y entran como fantasmas (quién sabe como) Mi papá y mi mamá siguieron insistiendo a las 3 AM de hoy que no durmiera en mi cuarto, que después mi papá removería el espejo. La abuela llamó hoy y dice que es un augurio, asegura que se debió haber estrellado cuando me hicieron “la limpia”

Yo no sé, pero esta mañana removieron el espejo. Me quedé sin espejo, bien limpia. Además de eso le dije al chamán que los embrujara. A todos ustedes que leen esto tienen una bendición de los dioses locos y buenas vibras. (Sólo a ti que me caes gordo y ti también que me caes más gordo, malas vibras, chuchuchuuuuunchupam)







miércoles, 22 de julio de 2009

A propósito de salir de viaje

Aída Alejandra Lozano Arévalo

"Llegó viva a su muerte, Descanse en paz"



"Si me convenzo que esta vida no tiene otra faz que lo absurdo, si siento que todo su equilibrio radica en la perpetua oposición entre mi rebelión consiciente y la oscuridad en que mi vida se debate. Si admito que mi libertad solo tiene sentido con relación a su destino limitada, entonces debo reconocer que lo que importa no es vivir lo mejor posible sino vivir lo más posible"

Albert Camus - El mito de Sisífo -


P.D. Mañana en la madrugada parto a la playa. ¡Que emoción! Bueno sólo quiero irme ya, es bien bonito cuando ves que el carro se va comiendo las rayas de la carretera y el sol naciendo y esas cosas (such a cliché) No tenemos un plan seguro, llegaremos a Veracruz y estaremos ahí hasta el lunes, después veremos si nos vamos más al sur (que lo veo difícil por el puente caído de Tabasco) o podemos ir al centro, le dije a mi mamá que son 5 horas al D.F. o podemos llegar a Pachuca, Xalapa, Puebla... Como nos gusta dejarnos llevar por la deriva.

lunes, 20 de julio de 2009

When you came in the air went out.
And every shadow filled up with doubt.
I don't know who you think you are,
But before the night is trough,
I wanna do bad things with you.

I'm the kind to sit up in his room.
Heart sick an' eyes filled up with blue.
I don't know what you've done to me,
But I know this much is true:
I wanna do bad things with you.

miércoles, 15 de julio de 2009

Sobre mi intento de ponencia

Estoy trabajando en una ponencia que ni es tan interesante, plantea cosas no interesantes que aburrirán (si es elegida) a un público no interesante o simplemente a un público a medio dormir y que se dormirá ahí.

Es que me di cuenta que estamos en un época propicia para los escépticos, donde la sociedad de consumo piensa que todo es espectáculo y la intimidad es mínima ante los ojos de todos. (Ejemplo 1: Este blog) y cuando me di cuenta de eso decidí hacer una ponencia donde hablara de la intimidad de alguien, pero sé me la regresarán argumentando que es una grosería para las masas intelectuales.


Entonces, pensé, tal vez lo literario es una cosa de profesores desorientados, intelectuales aburridos y uno que otro escritor que se cambia el apellido y sale en televisión con la greña loca.


No sé, todo el que quiere hablar de literatura maneja que esto que lo otro, que el poder, que la literatura con compromiso, que la naturaleza estética, el mercado… y pues yo creo que dejamos de lado el libro y el lector. (No, me niego a retomar la teoría de la recepción)


Como sea ¿qué hay de esos que se acercan a un texto sin otra pretensión que leer y entender? (Ej 2: Los niños o todo el mundo) La cosa está en cómo hacerlo. Es como si fueran a emprender un viaje sin maletas y pues hay que equiparlos ¿no? Pero no equiparlos con sus maletas gigantes y aburrida, con pensamientos cerrados y una voz del intelectual de moda (una divina garza) diciéndoles que “La literatura es todo aquello que bla bla bla”


En fin, la literatura es un viaje en el que se pueden embarcar tanto niños como adultos, un adultoniño y un niñoadulto preferiblemente, el arte literario No es un objeto para los altos mandos de la cultura que te ven como bicho raro, esos altos mandos feos y socialmente inadaptados. (Risa loca al final)

Más o menos es en lo que estoy tratando de trabajar como ponencia. ¿Se sentirán ofendidos? (Es que nadie entiende mi sarcasmo y/o ironía, que no es lo mismo)

domingo, 12 de julio de 2009

The sound of loneliness makes me happier

Verás, yo no sé escribir cuentos. Si un cuento es narrar y jugar con la narrativa. Yo no juego ni narro. Me es complicado fantasear con algo y darle fin (sólo en lo escrito) Es triste, lo sé, por eso no les escribo unos divertirricos cuentos en este oscuro rincón y en lugar de eso, les vengo contando lo que hago el fin de semana, lo que se me ocurre cuando escucho una canción o esas ideas locas que saltan a la cabeza cuando me encuentro frente al challenge que maneja Cortazar.

Con eso de los challenges que se me aparecen y que siempresiempresiempre trato de buscar mi response, pues, como que uno siente que le dan ganas de ser chiquita o le dan ganas de ser violenta. O ambas. O ninguna. O simplemente recuerda muchas cosas y se siente triste de lo feliz que está. Ese sentimiento. Ese sentimiento de no estar del todo en el lugar donde debe estar y siempre querer volver a empezar, a jugar, a ser, a ser como se es, (que porque no se sabe ser otra cosa) a escribir, a vivir en un infierno (con calor de verdad) a ser, un lugar para renacer:



De verdad que sí, uno le pasa que aun cuando se es feliz siente una melancolía idónea, porque no se sabe estar ni muy allá, ni muy acá. Y como yo no tengo ese acuerdo caballero entre mi circunstancia y yo: circunstanciada, permito que el challenge escarbe mi tierra hasta encontrar el response.

El día de hoy, me propuse tratar de plasmar mi response en cuentos, de verdad me lo propuse (también me propuse cantar bien, cosa que no hago) pero ultimadamente, si no me sale, no tengo porque preocuparme, de alguna manera no puedo estar muy a la derecha o muy a la izquierda.

Yo no sé en que momento me puse a pensar estas cosas, mi fin de semana tuvo dos salidas a la carretera, supongo que fue en ese lapso, también fue Natalia y su lugar para renacer.

En una de esas que estaba mediodormida en una hamaca, salió el señor Conor Oberst, (de verdad esta canción me parece que podría ser la melodía más felizmente melancólica que represente el punto medio de la izquierda y la derecha) cantando Posion Oak; a veces me imagino cosas tristes con esas canción y otras veces cosas felices, pero la mayoría de las veces: sonrío y pienso en ti. En todos. En mí. En mi response.

And I never thought this life was possible, you’re the yellow bird that I’ve been waiting for, the end of the paralyses, I was a statuette…



miércoles, 8 de julio de 2009

Gracias


Rogelio: Ya no estoy triste.





P.D. Te quiero (casi casi tanto como me gusta Natalie Portman en este video)

martes, 7 de julio de 2009

We hope that you choke

Yo sé que no debería sentirme triste. Es que hace 5 minutos sólo estaba enojada, pero luego puse a Radiohead y pensé (después de un segundo) "ya valió madres". Es que, en serio, ha de ser bien tonto sentirse triste sin motivo o circustancia. O más tonto andarlo publicando en un blogspot. Yo sé, yo sé. (Apunten sus pistolas un día de estos, les permito dispararme por idiota)


A lo mejor sólo es nostalgia. Extraño a personas y recuerdo cosas que prefiero no recordar. Yo creo que todos deseamos recordar sólo cosas bonitas, pero extrañamente sólo recordamos cosas vergonzosas y desgastantes.

Además, hablando de cosas superficiales, no he comprado trajes de baño para mis vacaciones. (Esto debe ser lo más relevante en mi vida)

No me importa, me permitiré ponerme nostalgica mientras no consiga un traje de baño decente.

Es que los trajes de baño ni son decentes, son inserviblemente un pedazo de tela que te hace ver obesa. Prefiero el frío y las fotos en casa de Sam cuando diciembre.

¡Eso debe ser! Extraño el frío, quiero que llueve todavía más y "we hope that you choke" with your silly memories.




viernes, 3 de julio de 2009

Equis

Estaba platicando con Ayax (aka Chico Robot) sobre sus aventuras en el D.F. y sobre el por qué estaba allá y no acá estudiando periodismo. Entonces, le platiqué lo que pasaba en la Facultad (sobre la lucha de egos y esas cosas) Y pues me quedé pensando en eso de los intelectuales y en el desperdicio de las materias de la carrera de letras, de filosofía, de sociología... bla bla bla. Le dije que a mi me aburría mucho eso de los intelectuales porque siempre creen saberlo todo y en realidad son incapaces para funcionar socialmente; son aburridos, molestos, criticones y poco simpáticos (muchos de ellos con rostro desfigurado por el desequilibrio: feos) creen que traen la verdad en la boca y siempre uno escribe peor que ellos. Las divinas garzas.


Por eso creo que personas como yo no somos de su agrado, esto, últimadamente me tiene sin cuidado, es normal que una persona como yo (bonita, simpática y narcisista) sea lo peor que se les puede poner en frente. Podrán decir que soy tonta, cursi, que escribo mal y que hablo mal. Que este blog apesta y que mi vida es de color rosa. Uy uy.

Se me ocurre algo de Cortazar:
Y me gusta, y soy terriblemente feliz en mi infierno, y escribo. Vivo y escribo amenazado por esa lateralidad, por ese paralaje verdadero, por estar siempre un poco más a la izquierda o más al fondo del lugar donde se debería estar para que todo cuajara satisfactoriamente en un día más de vida sin conflictos.



En fin, como Ayax y yo somos bien chidos, llegamos a la conclusión que la gente que piense que no somos chidos se pueden ir mucho a la chingada, con el perdón de nuestro vocabulario poco "intelectual".

Tus últimas palabras

“Tendré que mandar mi ropa a la lavandería”   Fue lo último que dijiste antes de cerrar la puerta.