domingo, 24 de mayo de 2009

Colectivo de Bichos

Cuando uno planea hacer un movimiento con el arte, no funciona. No, no funciona. El arte es la elevación de lo que no podemos elevar con simples técnicas básicas de supervivencia y manifestarlo inmediatamente después de pensarlo, es bastante complicado. Uno no puede hacer aparecer un movimiento de la nada, no se tiene que planear: debe nacer de la ociosidad de los días oscuros y tristes que nos trae Monterrey.

El colectivo de Bichos no es más que continuación de una ideología que manejamos desde siempre. Creo firmemente que aún no descubrimos si tenemos el alma de un niño en el cuerpo de un adulto o el alma de un adulto en el cuerpo de un niño. Jugamos con lo que nos da la vida, esa es la clave de lo que hacemos. Escribir, fotografiar, pintar, diseñar, cantar, decir; somos nosotros. Somos esos verbos en infinitivo que pretender conjugarse con el juego del arte. Podemos tomar las cosas más insignificantes y convertirlas en esos bichos extraños que nos rondan con gusto y que nos gritan “aquí estamos” o podemos encontrar el “aquí estamos” y convertirnos en bichos.

Ese es el plan, ese es el comienzo.

Saludos Bichos.

3 comentarios:

Eduardo Arredondo dijo...

Saludos !!!

E-ve-rar-do dijo...

in - fi - ni - ti - vo

nano dijo...

.:.

lo importante es estar haciendo algo, saberse perteneciente de algo...


.:.

¿Te acuerdas que nos queríamos mucho?

¿Y nos burlábamos de nosotros mismos por querernos mucho? Y pensábamos, va, vamos a querernos mucho para romper este mundo. Rompe...