domingo, 31 de mayo de 2009

Hey, remember that time we decided to kiss anywhere except the mouth?

Yo creo que todos tenemos historias que contar. Unos más que otros, dependiendo del tiempo que nos añeja, pero cada uno tiene una historia. Como la historia de Cesar y su testículo suicida. Creo bien, que Cesar puede conquistar a muchas chicas platicando esa historia. O escribiéndola en Deleble.

Yo tengo una historia que contarles.


Había un sueño, y en ese sueño había un edifico grande grande, en ese edifico de aspecto colonial había departamentos y en ese departamento vivías tú. Una de tus puertas daba al edificio de a lado y ese edificio de a lado era un hospital. Raro raro. Entones me acuerdo que en el sueño te decía sobre la canción de Regina y te decía que debíamos hacerlo y yo traía zapatos altos. Altos y besabas mi empeine. Y me daba mucha risa porque a mi me dan risa los besos anywere except the mouth. Y nos llenabamos de besos. Después de llenarnos de besos te ofrecía comer. Y bajabamos unas escaleras largas largas y nos encontrabamos a Zel y a Lalo y Lalo tenía el cabello corto y blanco. Rubio Cenizo. Y debo decirles que Lalo lucía muy gracioso. Y Zeltzin traía un vestido parecido al mío, pero ella tenía un moño grande en el centro y se veían muy felices juntos. Y les decía miren él es mi novio. Y Zeltzin se reía como se ríe, hacia abajo y le decía que su vestido era lindo y que se parecía al mío. Y luego Lalo empezaba a bromear por cosas sin sentido. Y para cuando me di cuenta estaba en la parada de un camión bien chido. Y llegaba Samantha y decía que necesitaba operarse en el hospital de a lado y que si le prestabas tu cuarto para la operación. Porque no lo podía pagar. Después mi mamá me dio un beso de despedida y por lo tanto, desperté.


Mi mamá es muy cariñosa en las mañanas y sin permiso entra a mi cuarto y se despide de mí. Sólo en las mañanas, después se pone hipocondríaca y por todo se molesta. Por eso me gustan las mañanas.


Tiban dice que somos circunstanciales. Ya sé que lo saben. Circunstancial te diré.

jueves, 28 de mayo de 2009

El arte de la Prudencia 1

Aunque este blog se niegue a dejar que mis entradas sean modificadas, aquí estoy.

Anoche pensé en terminar el poemario y mandarlo al concurso de la Universidad, pero no me sale nada, nada. Y lo que hago acá no es tan poético. Me da flojera la poesía a veces. A veces. Y es que Goethe dice que la poesía es verdad. ¿O la verdad es poesía? A mi la verdad me puede pasar entre las piernas. Porque la verdad después de todo no es tan divertida como mis mundos y mis días. Y yo sé que a ustedes les puede pasar por las piernas mis mundos y mis días, como sea.

Lo que más me molesta es que antes en mayo siempre llovía. Había una canción que se llamaba “Los aguaceros de Mayo” Eso ya no tiene sentido porque siempre parece que va a llover, porque el cielo se está nublando y nada. Sólo como que hace friíto y ya, al día siguiente el sol te pega como burlándose de tu vana esperanza de unas grandes gotas. Gototas. Quiero gototas. Y quiero que de verdad haya aguaceros en mayo.

Por eso me caga Monterrey porque cuando hace calor hace un chingo de calor y cuando hace frío hace un chingo de frío. Me gusta el frío.

El frío me gusta porque así busco calor, porque a mi me pasa lo contrario que al burro en primavera. El burro en primavera sólo se sentía solo. Y me de mamones le inventaron esa frase y ahora todos quieren con todos en primavera. Menos los patos, los patos hacen cuac cuac y esa es su lengua, mi proyecto es inventar una nueva lengua encerrada por una semana con bicho. Pero quien sabe si termine ese proyecto.

Con eso de que mis proyectos nunca se terminan y que eso me deprime voy a pensar en cosas bonitas. Pienso, por ejemplo, en Yannis Ritsos. Pensar en él es pensar en poesía y en verdad. A mí en verdad me gustaría ir a Grecia y conocer a Yannis Ritsos y me diga que soy una chaqueta (La palabra Chaqueta me parecer un Albur gigante) O me puede decir que soy una chiflada y que me pongo contenta por cosas insignificantes. Pero, Yannis Ritsos ya se murió así que no me podrá hablar de comunismo y de cuando lo prohibieron en su país.

Quiero que me prohíban, pero que me prohíban de verdad. No esas chingaderas de no llegar tarde cuando llego tarde o de no drogarme cuando me drogo. ¡No! quiero me prohíban cosas interesantes ¡Por dios! más de 2500 años bajo el yugo de reglas sociales ¡invéntense algo nuevo! Porque prohibirnos cosas por ser sólo tener un cromosoma diferente no es lo de hoy, eso es aburrido. Imaginemos las probabilidades para que en vez de XX seas XY y te mantengas bajo el estupor de una semana de cólicos y temperamentos accidentales. (Este párrafo se está volviendo muy feminista: ignorémoslo)

En realidad toda esta entrada puede ser ignorada. Sólo tenía ganas de platicarles cosas. FIN

domingo, 24 de mayo de 2009

Colectivo de Bichos

Cuando uno planea hacer un movimiento con el arte, no funciona. No, no funciona. El arte es la elevación de lo que no podemos elevar con simples técnicas básicas de supervivencia y manifestarlo inmediatamente después de pensarlo, es bastante complicado. Uno no puede hacer aparecer un movimiento de la nada, no se tiene que planear: debe nacer de la ociosidad de los días oscuros y tristes que nos trae Monterrey.

El colectivo de Bichos no es más que continuación de una ideología que manejamos desde siempre. Creo firmemente que aún no descubrimos si tenemos el alma de un niño en el cuerpo de un adulto o el alma de un adulto en el cuerpo de un niño. Jugamos con lo que nos da la vida, esa es la clave de lo que hacemos. Escribir, fotografiar, pintar, diseñar, cantar, decir; somos nosotros. Somos esos verbos en infinitivo que pretender conjugarse con el juego del arte. Podemos tomar las cosas más insignificantes y convertirlas en esos bichos extraños que nos rondan con gusto y que nos gritan “aquí estamos” o podemos encontrar el “aquí estamos” y convertirnos en bichos.

Ese es el plan, ese es el comienzo.

Saludos Bichos.

sábado, 16 de mayo de 2009

Chiquita's song

El otro día estaba pensando que realmente yo no parecía yo. Sinceramente a veces me da por pensar que no concuerdo en nada con el perfil del Colegio de Letras. Y no me refiero al Perfil al que se pretende llegar por medio de esos nuevos programas, no, me refiero a que soy bien diferente a mis compañeros del colegio. Y a veces me da tristeza (Más felicidad) Pero eso me recuerda también que a lo mejor el talento se da en otras personas. Pero ya no quiero hablar de eso. Ya suficiente tengo con quejarme de cosas tontas.

Ya ustedes se imaginarán porque demonios soy muy diferente a mis compañeros de Letras, incluyendo el talento ficticio que me acompaña. O esta ebriedad de vivir en no sé que sueños.

Bueno, antier fui a recoger mi "finiquito" de la peor empresa del mundo y me dieron una escupida. Con eso quiero comprarme otra cámara. Y muchos muchos discos. A propósito de las cámaras, también sé que no tengo talento para captar el preciso momento en que se despierta el tiempo, pero me gusta tomar fotos. Me relaja.

Ayer estaba viendo unas fotografías perdidas del castillo de Chapultepec. Y las subí a Flick y ya.

Esto no es un diario.

Estas últimas entradas están perdiendo sentido. Como que sólo busco quejarme por algo, sólo porque en este momento de mi recorrido universal estoy equilibrada.

Deberían leer blogs más literarios, les voy a pasar los blogs de mis compañeros de Letras; mientras tanto:




Cariño, soy yo la que pretende abordar el vagón de la cordura,
el instante preciso en que miras el reloj y esperas lluvia.

y canto:


"And all the time, the time, the time, the time, you were there, you were there"
Broken Social Scene


jueves, 14 de mayo de 2009

Jueves

La mayoría de las veces ya no sé sobre lo que debo escribir. Lo complejo del asunto reside en que a pesar de que debo hacer algo con lo que escribo, no es lo que quiero escribir. Ya no sé si creer en el arte por el arte (porque no sé ni que es arte) o por esa cosa escrita con compromiso. No sé de mi compromiso con lo que escribo. A veces pienso que es sólo compromiso conmigo y qué le importa a la gente lo que yo venga a decirles/escribirles.
Pues la verdad a mi me gustaría escribir cuentos bien chidos y mandar alguna novela corta al concurso Rosario Castellanos. Nada más porque se llama Rosario Castellanos y porque ella es la onda con sus poemas. O igual mandar a algo del concurso de Jaime Sabines. Porque Sabines me recuerda porque escribo y porque quiero ser poeta y loca. (No me gusta como se oye poetisa) Pero, ya ven que todo mundo quiere escribir y todo mundo lo hace mejor que yo. Yo sé que mi blog carece de literaturiedad y ultimadamente también me vale madres que apenas y lectores tenga. Que esto no sea más que un grito a la nada. Y que mis textos no saldrán de aquí o allá o donde sea. Dónde sea. Entonces me pongo frente a ustedes una tarde de jueves donde parece que quiere llover. Eso me pone muy contenta, como me pone contenta tener secretos y amores. (Ya entendí eso que me decía Carlos que era su secreto y que no lo quería compartir con nadie) Yo no te quiero compartir con nadie. Y es como eso que te pregunté de por qué la gente se agarra la mano. No es cuestión de propiedades. O de cariñitos. Como pensar que a veces pareces de peluche.

Ayer cuando me despedí pensé que podría escribir un cuento de amor (por primera vez) y yo sé que los cuentos nunca me salen porque nunca entiendo las técnicas constructivas de este. Pues cuando escriba un cuento de amor o termine ese cuento del cinturón-dios lo mandaré a cualquier concurso pedorro y voy a ganar porque me voy a aventar esa teoría loca del destino y las tontas coincidencias de las que hablaba Julio. Es que mis cuentos de amor deberían de ser felices. Y terminar con eso de vivieron felices por siempre. Aunque ambos sepamos de lo tonto que suene eso. (Por favor como si tuviéramos suficiente con bichito)

Como sea, no me salen los cuentos y a veces ni los poemas. Estoy conciente que mis poemas no recuperarán lo que he perdido o encontrarán lo que estoy buscando.

Me pregunto cuando hice la idea de Chiquita, cuando inició enteramente este blog y cuando se deslindó de mi vida. Esto no es un diario, ni siquiera se acerca a mi realidad. Esto es un pedacito de mí. Un pedacitito que está ansioso. Está ansioso de darles algo de que hablar, de contarles cuentos chidos. ¿O sí será un diario? Pues cuando me siento a escribirte blog quiero contarte la historia de “Raul” o de alguien más entretenido, pero siempre termino hablando de mí. Como si no fuera suficiente con hablarme a mí misma. Y entonces, Ya no sé si soy chiquita o soy la que le tomas la mano en la plaza que está enfrente de la casa de mis tías. Ya no sé si soy Violenta o la que le quiere quitar los pantalones al maestrillo de filosofía (Perdón corazón eso ya lo había confesado)

Este blog es un asco cuando me pongo a decir mis verdades de lluvia.

“Somos novios. Y nos queremos” Eso me dijiste y hasta me dio gusto. Me dio gusto que escupí la el humo del cigarro. Yo creo que cuando me escuchas hablar de Google y los IP y sabes que me equivoco te desquitas de la manera más lucrativa. Me pides un beso y esas cosas. Entonces Cito: “no me dejas vaciarme. Alberca”* Me dejas ser una muy inteligente muchacha de esas que hasta son bonitas.

*Niña Monstruo (Zeltzin)

miércoles, 13 de mayo de 2009

Efectos

Nadie me advirtió de este corazón violento.

De estas colinas inclinadas/
palabras y sed de ellas

No conozco la verdad de la poesía de mis ancestros
cuya única virtud
es poseer historia y muerte.

//six feet under//

La muerte me es tan ajena.
No me convence.

lunes, 11 de mayo de 2009

Lunes



Les voy a platicar una historia bien loca un día de estos

Les voy a hablar de mis besos y mis abrazos y de como puedo estar contenta un lunes. Yo sé que los lunes son hüerfanos de Domingo y suelen ser aburridos. Pero hoy no. Hoy. Hoy estoy contenta. Y yo sé que no quieren leer a alguien contenta porque suele ser aburrido estar contenta y suele ser mejor leer a alguien que se queja del mundo o que es deprimente porque camina solo. O de que es fea, de que no tiene a nadie y nadie la comprende. Pero eso lo dejaremos para otro día.
Me aburre esa gente también. (Quién me entiende)

En fin, me pone contenta también escuchar a Lalo:



Me gustó este podcast porque me manda saludos y porque Lalo tiene confianza en que sigamos a adelante con nuestros proyectos del arte por el arte. Aunque Palitroche haya perdido fuerza tenemos confianza en que el "arte" que creamos seguirá su curso natural. Entonces como ando contenta me dan ganas de mandarle Saludos a Zeltzin y a Everardo. A Temo también, sólo porque veo su myspace. Y es genial. Y bien, les encargo los podcasts.

Ya sabrán un día el porque de mi contentividad.



domingo, 10 de mayo de 2009

sábado, 9 de mayo de 2009

Coincidencias

Nuestra vida cotidiana es bombardeada por casualidades, más exactamente por encuentros casuales de personas y acontecimientos a los que se llama coincidencias. Coincidencia significa que dos acontecimientos inesperados ocurren al mismo tiempo, que se encuentran : Tomas aparece en el restaurante y al mismo tiempo suena la música de Beethoven

La gente no se percata de la inmensa mayoría de estas coincidencias Si en el restaurante estuviera el carnicero local en lugar de Tomás, Teresa no se hubiera dado cuenta de que en la radio sonaba Beethoven. Sin embargo, el amor que se estaba aproximando, había exacerbado su sentido de la belleza y ella ya nunca olvidaría aquella música. Cada vez que la oiga se conmovería. Todo lo que ocurra en ese momento a su alrededor estaría iluminado por aquella música y se haría hermoso”’

El hombre, llevado por su sentido de la belleza, convierte un acontecimiento casual (la música de Beethoven...) en un motivo que pasa ya a formar parte de la composición de su vida. Regresa a él, lo repite, lo varía, lo desarrolla como el compositor el tema de su sonata. Sin saberlo, el hombre compone su vida de acuerdo con las leyes de la belleza aun en los momentos de más profunda desesperación.

No es la necesidad, sino la casualidad, la que está llena de encantos. Si el amor debe ser inolvidable, las casualidades deben volar hacia él desde el primer momento, como los pájaros hacia los hombros de San Francisco de Asís.




A estas instancias, no creo en las coincidencias. Aunque pueda enumerarlas y no me quepan en los dedos de las manos. Me vale que tu hermana sea la mejor amiga de mi futura prima. Me vale que visitamos los mismos lugares desde pequeños, que jugabas fútbol en las canchas que están enfrente de la casa de mis tías y te mestiste a la peor alberca del mundo en esa plaza. Me vale que recuerdes esa parte de "Cry me a river" de Justin Timbarlake.... Me niego a creer en las coincidencias. Eso es lo que aún no me convence de Julito. Convenceme.


viernes, 8 de mayo de 2009


Sé que te mentí diciendo que iba a dejar al "bizco" de Julio. Dije que Rayuelita estaba ya escondida debajo del colchón y que ella ya disfrutaba de los calores que este le trajera. Pero bichito, no puedo dejar de decir bichito. Y tenerte una carta de amor a dos cuadras de distancia de con mi abuela. La cuadras me aburren. Pero las cartas de Cortazar no.

El amor me aburre.

Me aburre el calor, el calor en filosofía, los Tigres y la tristeza-enojo por ellos. Me aburre tener que explicarle a Francisco sobre mis tésis (Porque me habla de términos que me son indiferentes) Me aburre la terquedad y los tormentos. Me aburren las drogas, los libros de crítica literaria, el facebook. Me aburre escribir de amor y tristezas. Me aburren los pantalones y los cabellos largos. Me aburre vivir en mi casa (por eso opto con mi abuela) Me aburre la Influenza y los tapabocas.

Me aburren todos menos: bichito (A pesar de la monotonía de la voz de cuentachistes), a pesar que me quite mis boyos y se asombre como loco de las coincidencias. Casualidades. Pero a veces creo (que al igual que yo) somos aquel Horacio Oliveira que busca el terrón de azucar como loco (Talita, Traveler, T, t , t , t) que busca la T. O la "a". O todo el abecedario.

¡ah! Bichito, olvidé que hablaba en segunda persona. No escondí Rayuela. En realidad es mi objeto favorito desde hace tiempo. Con ella leo el futuro. (Eso que hacen los de letras con el arte poética o ¿arte retórica? de Aristóteles cuando el alcohol) De repente, cuando me siento contenta la abro y con capricho veo mi presente exacto. A veces también leo poesía. (como buena romanticona) y me encuentro siempre con Julio. Me da vueltas. Me doy vueltas.




miércoles, 6 de mayo de 2009

Bichito


Bicho, de acuerdo,

vaya si sé pero es así,

Alejandra, acurrucate aquí,

bebé conmigo, mirá,

las he llamado,

vendrán seguro las intercesoras,

el party-para vos, la fiesta entera..

Julio Cortazar


Me recordás mi falta de talento, mis dosmilquinientas maneras de ver mi mundo. (Nadie ve el mundo como yo) Porque hace falta saber no escribir para encontrarte una tarde de mayo, mientras el metro hace un chirrido, de eso que molestan nuestras bocas y luego Piiiiiiiiiiiiiii (y agregas que así se siente el oído)

¿Recordás la vez que mentí acerca de mi talento? Te hice creer que me gustaba escribir porque Rayuela me era Cortazar y Cortazar me era un intelectual sin rigor (como quien ve en la escritura poesía una manera de cambiar los esquemas sociales)

Ahora que te escribo, bichito loco (me dan ganas de robar adjetivos) planeo hacerte hablar de Rayuela como si no la hubieras visto en tus clases con Orestes. “Y mirá que apenas nos conocíamos” y esta vida ya urdía sus cosas astrológicas y politeístas.

Bichito, recordás cuando Julio le escribía a nuestra dulce Halejandra y le pedía no dejar de lado la vida . Yo le leía en la tarde de ayer, me pregunté si esto era una carta, pero no es una carta, es como mi mensaje de ayer: “Que sepas que no duermo” Y que sepas que no duermo. Te duermo.

"¿Vos sabías que un tal Licofrón, detto "el Oscuro", escribió un poema en la época de la decadencia griega, y que el poema se llama LA ALEJANDRA? ¿Y que en realidad Alejandra es Casandra? Decí, ¿lo sabías? Qué vas a saber, ignoranta. Pero es así, y

Mallarmé es más simple que Jorge Binetti al lado de ese monumento de oscuridad.

O sea que las Alejandras nos jabonaban el piso desde hace rato. En fin"

O sea que esta Alejandra, te jabona el piso. En el mejor de los sentidos. Caéte. Y vos sabrás que no soy Pizarnik, porque no soy Argentina o poetisa de calidad extavagante. Quiero decirte, bichito, que a pesar de que estas malas costumbres de escribir con cariñito, tengo talento, habré de encontrarlo y estarás ahí, como quien sabe de mí y de la ropa que me estorba.

martes, 5 de mayo de 2009

Armisticio

Con fecha de hoy retiro de tu vida
mis tropas de ocupación
Juan José Arreola

Toda teoría acerca de la guerra
me viene pasando entre las piernas.

Lo demás, falta.
Los soldados yacen cansados de tanta guerra y palabra
(balas perdidas en la circustancia)
Hemos exagerado el perecer del hombre,
aquel que deambula desiertos de asfaltos
- Amazonas de paredes-poesía-

Aquellos que piden tregua,
(Esas familias enteras)
Les entrego hoy los documentos del olvido.


Es la hora del honorable retiro,
guardar las armas de terciopelo
-montarme en el síntoma de tregua.-
(que todos los enemigos salgan a la calle y me engalanen con adioses)

Esta mañana me espera el inocente soldado
que ha venido al final del derrumbe,
que ha buscado entre mis escombros
unas cuantas palabras de alivio.

Lo ha enviado mi patria.

Aquella que me vio nacer
entre palabras.

viernes, 1 de mayo de 2009

(léase sin sarcasmo - este no es un video para ti)

Querido Diario

Hoy fue un día muy bonito, hoy ya no fui emo. Hoy ya no escribí cosas emos. Hoy me reí con el Facebook, con mis notas de mil cosas y con mis cosas platónicas y mis piernas perfectas. Hoy me reí con Natalia, si vieras que feliz soy.

Tanto que escuchar esta canción me pone feliz, pero ¿cómo? querido diario dirás, pues sí esta canción es muy bonita, es triste, pero bonita y lo mejor es que no me pone emo porque ella es bonita.

Y se las voy a compartir a mis amiguitos porque ellos me dijeron que emo no era tan entretenida y como son mis tontéis a los que me gusta entretener se las voy a compartir.


Gracias querido diario por dejarte compartir mis cositas, que día tan feliz tuve.



(¡Quiero todos los comentarios del mundo, es Christina!)

Asertividad

A ver, así al chile ya dime si vas a querer o se lo echamos a los perros que se lo traguen todito que se embriaguen en él y se re...