sábado, 4 de abril de 2009

Putita que sigue la luna

video

Cuando era pequeña mi mamá me obligaba a acompañar a mi padre a sus "partidos" de fútbol. Era su espía. Ahora por su culpa, los viernes van de la mano de cerveza, guitarras y hombres. (Este enunciado no es lo que parece)

¡Vamos a acampar!

1 comentario:

espantapájaros dijo...

hahahahahahahahhaha, encuentro este post altamente divertido

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...