lunes, 6 de abril de 2009

Aguamala

una vez respiré el aire del mundo a través de su sangre
cuando le pedí que no me derribara cada vez
que lograba ponerme en pie
le estaba diciendo que quería respirar por mi cuenta
(esa vez era mi vida lo que estaba en juego)

una vez quise amarla en un poema
me faltó misericordia me sobró dolor
me quedé sin habla
lo he dicho de mil maneras
si no he sido culpable
quién me marcó los ojos
y me arrojó a la angustia
que es vivir en la palabra

una vez quise cambiar mi vida
me pinté lunares me obsequié una flor amarilla
me descalcé y salí a la lluvia
dispuesta a intentarlo todo

lo he dicho de tres maneras
lo he creído todo el tiempo
no nací para perderme

una vez fue necesario un último balance
estaba harta tenía frío y me sentí tan alegre
que creí que moriría muy pronto
esa vez hice una carta
una larga y lamentosa carta
dirigida a usted
a quien le debo la vida y otras cosas


eran palabras mías para usted
para mi hija
para los hombres que tan mal nos han amado
cuando la terminé pude vernos
sólo entonces intenté apender a amarla
aunque usted no pueda
porque usted no lee cartas
y yo no sirvo para otra cosa
que para hablar conmigo misma.



Gloria Gómez Guzmán

1 comentario:

la última lagartija azul dijo...

jaja, sí yo también pienso en eso. "esto lo debí haber escrito yo"
el poema
ah el poema alejandroza
...










ñaca ñaca
no diré más
;P

Crush

Asomarme en ti para saber si estás o si te has ido y quién sabe quizás nos podamos sentar juntos un rato dos horas una semana   ...