sábado, 24 de enero de 2009

Apócope

Si no fuera porque está dotada razón
Volcaría este cerebro en partes infinitas
Decimales; en ceros
Que no contienen –remedio alguno-
Ni frasquito de esencia hueca –perfume existencia-
Ni la levedad ni el peso
Con las que se me caían las alas
Quemadas
De tanto arranque y Sol
Se ausencia mis pies
De mi cabeza
Con mis uñas moradas
De tanto verde en mis venas
que rodean las áureas rosadas
y naranjas de nada que amanece

1 comentario:

El Nausea dijo...

"...y si amanece por fín y el sol incendia el capó de los coches

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...