lunes, 29 de diciembre de 2008

Temas escabrosos parte 1

Cuando tenía 14 años, justo antes de cumplir los 15, tuve una platica muy enternecedora con mis mejores amigas de aquélla época. (En realidad no soy buena siendo amigas pero soy buena teniendo platicas enternecedoras). La plática giraba en torno al orgasmo y a la relación sexual. Una de ellas dijo que pensaba perder la virginidad a los 16, cosa que se me hizo muy apresurada. Esto me da risa, me da risa el hecho de que algo se me haga muy apresurado, más bien el hecho de que alguna vez algo se me haya hecho apresurado.
En aquel entonces yo me quedé callada. (antes solía pensar mucho las cosas) y dejé que me instruyeran en el apasionante mundo del orgasmo. A estas instancias apenas conocía yo algo del orgamos femenino. Me divertía con cosas más ñoñas tales como los libros de Edgar Allan Poe.
Después los lazos amistosos fueron desvaneciendose y la que pretendía perder su virginidad a los 16 comenzó una relación con un tipo de 24 años. Se querían mucho. Esto carece de importancia en realidad porque ya cortaron y ella fue buena estudiante y ahora está en Alemania.
Él después anduvo con otra amiga y aseguró que la relación con la pasada fue muy linda y así. "Y así". Esto me hizo sospechar que el que mucho abarca poco aprieta. Lo más probable es que ella nunca apretara o más bien todo lo contrario, nunca aflojara. Él no era nada lindo, lo más seguro es que ahora está apretando en Alemania, alemanamente casi 4 años después de lo previsto.
No es que intente exhibir la historia de mi amiga, en realidad quiero volver a lo mío. Porque me gusta ser una persona egoísta y hablar de lo mío. Bueno, les dije que en ese momento yo no puse fecha para dejar de ser virgen. Tampoco estoy en Alemania por supuesto.
Eso nos lleva a una cosa: Quiero ir a Francia.
Es que no me gustan los alemanes.
La neta creo que no hablé de la fecha perfecta para perder la virginidad porque me gustaban las sorpresas en ese entonces. Ahora también. Pero las chidas.

No sé a donde quiero llegar con esta historia. Soy bien sexual, de veras, de veritas.

6 comentarios:

Le prêtre marié dijo...

Esta entrada sí me gustó. Vamos por unas nieveces.

Tomas Hache dijo...

...si, Francia es un bonito lugar.
saludos.

Heidi dijo...

chido tu blog!

E-ve-rar-do dijo...

no son buenas las prisas, pero aveces si no te apresuras pierdes.

christian dijo...

jejeje... interesante platica, pero si, las personas mas calladas son las que... bueno seguro ya conoces esa frase jajaja... pero pues es verdad hasta donde yo se porque pues tambien en su tiempo fui callado jejeje... como sea,interesante entrada..

Sin claras intenciones dijo...

Probablemente si yo hubiera tenido una amiga con la cual tener esa conversación, mi vida sería muy diferente... Yo también soy muy sexual, imagínate lo difícil que es tener a mi novio en Guadalajara por tiempo indefinido... A mí me gustan los dos, alemanes y franceses, así rudos y que huelan mal respectivamente.

Tus últimas palabras

“Tendré que mandar mi ropa a la lavandería”   Fue lo último que dijiste antes de cerrar la puerta.