sábado, 11 de octubre de 2008

Rayuela Capitulo 7

Permiteme jugar al ciclope
en una de estas lunas de octubre.
Permiteme verte temblar como la luna de hoy y
de mañana en el fresco cristal de tus ojos.

Permite recordar a Cortazar mientras hablas,
mientras tan lejano te arrepientes de tocar mi boca.

Termino estas palabras en la soledad de mi travesía.
como si llegar al lugar donde te encuentras no permitiese volver.
como si viajar en los vagones del tren fuera otro ciclo interminable
observando a la gente y a hijos.
mirar como me miras,
jugar al ciclope.
taparse los ojos.

No hay comentarios:

Escritura automática sobre el amor culero que te tengo

Dicen mis amigos que en realidad no me gustas tanto,  que no estoy enamorada,  que es sólo una obsesión,  una necedad,  una chiflazón...