sábado, 11 de octubre de 2008

Rayuela Capitulo 7

Permiteme jugar al ciclope
en una de estas lunas de octubre.
Permiteme verte temblar como la luna de hoy y
de mañana en el fresco cristal de tus ojos.

Permite recordar a Cortazar mientras hablas,
mientras tan lejano te arrepientes de tocar mi boca.

Termino estas palabras en la soledad de mi travesía.
como si llegar al lugar donde te encuentras no permitiese volver.
como si viajar en los vagones del tren fuera otro ciclo interminable
observando a la gente y a hijos.
mirar como me miras,
jugar al ciclope.
taparse los ojos.

No hay comentarios:

En el tren de camas pequeñas

Aunque te vayas lejos: eres de quien recuerdas en el tren. una historia contada en secreto de quien te pidió fueras a su casa a mitad de ...