domingo, 19 de octubre de 2008

En gíglico


eras la que no se iba
porque una misma almohada
y una misma tibieza
iba a llamarnos otra vez
a despertar al nuevo día,
juntos, riendo, despeinados.
Julio Cortazar



Me dicen que ya no sé escribir entre líneas
ni sobre los pasos absortos de la noche.
Hay fotos estáticas, recuerdos de baile.
Nada, no sé escribir acerca de lo mismo que somos
de la unidad que representamos.
Como si quisiera despeinarte dos veces
mientras tomas tus píldoras, tus drogas.
Pienso en las imposibilidades,
en palabras largas y ausentes.
No tienes forma más que la noche.
no te acabes por favor momento,

no te acabes, dura mientras suena
mientras suena tu mano en mi mano
y las voces irreconciliables,

mientras ingiero la sangre, la boca.

Nada es para siempre

Como este cuerpo

Vamos a olvidar, perder la memoria.

Y esos rituales de apareamiento,

las cosas que pensaste, las heridas invisibles

Somos otros tomados de la mano.

Y te ibas, y regresabas, estás dos veces, cinco.

Entonces hemos despertado en la risa matutina,

como si nada, con el sol mediodía.

Hablamos en gíglico esas noches

Y entendemos poco, que se lleven las bocas

Y ya.



6 comentarios:

Lalo dijo...

Fotos bonitas publica, la convocatoria esta en facebook para que le agarres más la onda ;)

Hacer palitroches chikita

Anónimo dijo...

Del comentario no se puede decir más, me identifico demasiado. Ojalá lo hubiera escrito yo. ¬¬

Obviamente pero qué poema de Cortázar??? Duh.

Sólo es envidia de tu vena creativa, de tu genio, i guess.

Juan Carlos Castillo Tanori dijo...

eh volvido.

Lalo dijo...

ha pues me agregas lalo.arredondo@hotmail.com

*_* elgatoraro!* dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
*_* elgatoraro!* dijo...

llegue a tu blog por que la novia de un amigo le dijo, a mi amigo, no la leas por que te va gustar.

y yo dije
achis

y ambos, mi amigo y yo seguimos esperando la pizza que aun no llega

;)

Tus últimas palabras

“Tendré que mandar mi ropa a la lavandería”   Fue lo último que dijiste antes de cerrar la puerta.