martes, 16 de septiembre de 2008

Formas

Entonces,

el corazón se nos enciende.
y parte y huye...

entre / la noche
/////////////////////////////
como papeles quemados con deseos...
abiertos por el dios de la noche....

No hay comentarios:

Tus últimas palabras

“Tendré que mandar mi ropa a la lavandería”   Fue lo último que dijiste antes de cerrar la puerta.