lunes, 21 de abril de 2008

Vuelves

Dos cosas pasaron por mi cabeza aquella tarde.

y aquellas noches.

Tú, como aquel que pretende volver salvador
como hijo pródigo, que acabó con sus cabezas de ganado
cabezas liberadas y anotaciones en otras camas.

Tú como aquel que aprendió
el arte de amar y ser amado
fuera de pastillas y mujeres,
amandote tanto, en tu soledad y levedad.

Aquella tarde y aquellas noches pasaron.
Ahora, ahora es tan tarde que ni el sol amanece

No hay comentarios:

Escritura automática sobre el amor culero que te tengo

Dicen mis amigos que en realidad no me gustas tanto,  que no estoy enamorada,  que es sólo una obsesión,  una necedad,  una chiflazón...