sábado, 15 de marzo de 2008

Otra nota amarillista.

Ya vimos ayer el resultado de las juntas...
vimos que la mayoría cree que somos nosotros los culpables y que Alfredo merece su lugar...
La gente debe saber lo que hace y lo que piensa, el Consejo Ya está Fragmentado y nosotros ya no podemos trabajar en un lugar tan hostil dónde tanto los compañeros como Alfredo no nos ven con buenos ojos.

hicimos todo lo que pudimos y todo lo que estaba al alcance de nuestras manos, de verdad intentamos manejar bien el Consejo, a pensar de todos los movimientos que el compañero hizo mal, no se pudo y la gente pide nuestras cabezas y no las de él.

Ayer a las 8 de la noche decidimos renunciar: Alfredito quedate con tu consejito.
si la gente pienso que no hacemos bien el trabajo y que es nuestra culpa todo mal manejo y no la de él, está bien.
Si la gente cree que él mantuvo al Consejo abierto las pocas horas que lo estuvo bien.
Si a la gente no le importan sus pertenencias perdidas, los malos manejos bancarios ni nada de eso, bien.

Nosotros: Frank Blanco, Reynaldo de Los Reyes, Jocelyn Martinez, Alejandra Lozano, Gabriela, Faisal Cano, Uriel Karim, Janeth, Madarhi, Gerardo Sanchez, FranCisco Escorza, Renunciamos.

Renunciamos a nuestros intentos desenfrenados de manejar un lugar a expenzas de no tener apoyo del consejero ni de los alumnos.

nos atenemos a las consecuencias y seguiremos de cerca todo lo que diga la Comisión de Honor y Justicia, pero ya nos hartamos de la venda que tienen todos...

que Alfredo Fernandez les abra el Consejo

2 comentarios:

Juan Carlos Castillo Tanori dijo...

por una Filo libre de Consejos!

ah no..

Hola compañera..

hola hasta que me contestes y me destraumes

Anónimo dijo...

Recordando con cariño propio el pasaje de Don Miguel de Saavedra, aquel que dice que Por la libertad, así como por la honra, se puede y se debe aventurar la vida, siento con descontento que los letrosillos compañeros pasen tal disgusto por su libertad de razón y aquello que uno ama. No cejen en añorar y querer aquella facultad de ensueño.

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...