jueves, 27 de diciembre de 2007

Aprendiz

"El amor erótico: el anhelo de fusión completa,
de unión con una única otra persona.
Por su propia naturaleza es esclusivoy no universal;
es también, quizá la forma más engañosa que existe"

Erich Fromm


Por eso, estas etapas de equilibrio, de tranquilidad amorosa, a mi me hacen muy bien. Uno comienza a tomar en cuenta esas palabras sabias de Erich Fromm y a analizar realmente lo que se puede llegar a sentir por uno mismo y el objeto amado (no hay prisas).

Mario Benedetti dice una cosa muy curiosa: "la soledad es un homenaje al projimo y, en el 50% de los casos a la projima" obviamente, el amor es real, es una necesidad humana sin igual y un todo, pero para empezar a formar esa necesidad amorosa se necesitan ciertos conocimientos y ciertas practicas que no se nos dan como si nada, uno tiene que practicar, tiene que llorar, tiene que sentir, anhelar de vez en cuando para que nuestros pequeños conocimientos amorosos se nos disparen.

Estaba pensando en las canciones más cursis, en esas de Air Supply o Floricienta o en las películas ridiculamente hechas para visualizarnos en esas realiones amorososas tormentosas o no; es que uno también puede aprender en cabeza ajena o ¿no?

Yo mantengo negación a los satélites "amorosos" que me dan vueltas como homenaje al projimo, y a mi misma (aunque no lo crean) es que todavía no estoy segura de poder convertirme en un objeto amoroso o incluso poder amar a mi capacidad máxima, ¿por qué que tal si he estado mantiendo esa capacidad en su nivel bajo y ese nivel bajo me ha dejado tan herida (¿?)

Mientras tanto debo soportar los cometarios de hombres y mujeres que intentan forzar al destino, (aunque yo se que no lo hay) es decir, esta descisión yo la tomé y yo me responzabilizo por ella. Qué ridiculos aquellos que aún no han entendido que lo que pretendo es dominar un arte que poco conozco... después todo será intuición.

Además mientras más me dicen que ya es hora más me tardo... que esto, que aquello, que nada más ando de reventón, que no tomo a nadie en serio, que ya ande con uno, que se me va a ir, que no se me hizo, que ya lo aburrí, que soy una mujer muy "libre" (puta)... gente de poca fe, el que quiere se espera, el que no pues, no, yo sólo tengo 19 años y aprendo lo que de se debe aprender, he tomado esta descisiòn, así como tomaré la otra descisión:



"El amor debe ser esencialmente un acto de la voluntad, de decisión de dedicar toda nuestra vida a la de la otra persona... Se pasa así por alto un importante factor del amor erótico, el de la voluntad. Amar a alguien no es meramente un sentimiento poderoso -es una decisión, es un juicio, es una promesa-. Si el amor no fuera más que un sentimiento, no existirían bases para la promesa de amarse eternamente."
Erich Fromm

No hay comentarios:

Tus últimas palabras

“Tendré que mandar mi ropa a la lavandería”   Fue lo último que dijiste antes de cerrar la puerta.