domingo, 18 de noviembre de 2007

Date with the sky

Quiero comerme en estos días una nube de algodón, cómo aquella vez que me subí al cielo y no volví.
Aquella tarde deje las puertas abiertas para que lloviera la que lloviera...
Nadie conoce el perfil griego de su tristeza, a veces yo dejé que estuviera aquí para jugar a ser la madre redentora, nada de eso funcionó, él era libre.

No hay comentarios:

Escritura automática sobre el amor culero que te tengo

Dicen mis amigos que en realidad no me gustas tanto,  que no estoy enamorada,  que es sólo una obsesión,  una necedad,  una chiflazón...