sábado, 10 de noviembre de 2007

Acto # 1

Yo quería saber cómo era volver a empezar.

Y mientras quería me di cuenta que era cuestión de decidir, poner los pies en la tierra y autonombrarme propietaria de mi misma.

Era todo, así de simple, me volví consciente y yo; le dije a él y a sus extrañas motivaciones que esto era propiedad privada.

PROPIEDAD PRIVADA (CUIDADO CON EL PERRO)

Le leí todos mis poemas y mis pensamientos y le di la espalda y el corazón; y fui niña de nuevo. Mi vocabulario, mi lengua se formatearon.

Adiós.

No hay comentarios:

Euforia

Estoy en un estado poco constante que le llaman felicidad. No me quiero mover. Como cuando un gato te elige te observa y se sienta en t...